volver a estudios bíblicos página principal

ESTUDIO MIEDO A LA MUERTE

1

 

“….Cuando era muy joven solía acompañar a mi madre a dar condolencias a los familiares de personas fallecidas; fueron en aquellos años cuando comencé a tener mis primeras experiencias de enfrentar la vida con muchos interrogantes sobre la muerte
Muchas veces me preguntaba ¿Qué sucede al morir? o ¿Hay vida después de la muerte?
La visita al cementerio nunca me ocasionó una carga emocional e inclusive mi curiosidad me llevaba a observar otras tumbas, y a meditar con preguntas relacionadas con toda esa procesión de enlutados desfilar por esas calles y la enorme cantidad de flores en las tumbas, dando un marco colorido al reflejo de la muerte, y siempre en mi mente la misma pregunta: ¿Era razonable tener miedo a la muerte?...”

Hoy estaremos viendo y reflexionando sobre este tema y trataremos de dar respuesta con la palabra de Dios a una pregunta que Job le hizo a Dios en Job 14:14 “Si el hombre muriere, ¿Volverá a vivir?.


Primeramente vamos a leer un pasaje bíblico que está en el Libro de Romanos 8:37
"Sin embargo, en todo esto somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Pues estoy convencido de que ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni lo presente ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto ni lo profundo, ni cosa alguna en toda la creación, podrá apartarnos del amor que Dios nos ha manifestado en Cristo Jesús nuestro Señor."

Todas las personas que habitamos este planeta sabemos que un día nos vamos a morir, y por lo general tomamos conciencia de ello cuando tenemos noticias de la muerte de otras personas.
La angustia que genera la idea de morir, lleva a muchos hombres a proyectar la muerte en otras personas y eso es suficiente momentáneamente para decirnos que estamos vivos.


La palabra de Dios nos dice, que el Apóstol Pablo llegó a experimentar en su propia vida, dos revelaciones de Dios sobre su muerte, cuando estuvo  a punto de morir por los sufrimientos que estaba experimentando en la cárcel y según las leyes romanas de ese entonces, Pablo estaba condenado a Morir.


En primer lugar: vemos a Pablo en la cárcel escribiendo una carta que figura en el libro de Filipenses, y dice entre otras cosas: 1:25 Y confiado en esto, sé que quedaré, que aún permaneceré con todos vosotros, para vuestro provecho y gozo de la fe. Es la revelación de Dios a Pablo que todavía no debía morir, porque seguramente Dios tenía algún plan para la vida de Pablo.


En segundo lugar: pasan algunos años y encontramos nuevamente al Apóstol Pablo, en la cárcel y en la carta que le escribe a Timoteo, le dice: Yo sé que ya estoy por partir.”


Estas dos situaciones de Pablo en la cárcel nos está diciendo, que Dios a algunas personas les está revelando el día de su partida.
Es importante entender, que cuando a alguna persona que le hemos predicado el evangelio de salvación y está a punto de morir, esa palabra que fue sembrada en su corazón se activa y tienen la oportunidad de recibir a Jesucristo en su vida, y será entonces, que cuando dejen de existir en esta tierra, los ángeles estarán  allí para escoltar su alma a la presencia del Señor, y LA MUERTE SERÁ VENCIDA.


En 2º Corintios 9:10, nos dice la palabra de Dios, que: “Y el que da semilla al que siembra, y pan al que come, proveerá y multiplicará vuestra sementera, y aumentará los frutos de vuestra justicia”.


Que nos quiere decir esta palabra

    • Que si crees en la palabra de Dios, Dios te estará bendiciendo.
    • Quién predica el mensaje de salvación, Dios le dará sabiduría y riqueza de palabras.

      SEGUNDA PARTE DEL ESTUDIO

 

Muchas personas se preguntan, que pasará cuando se encuentren ya pronto a partir, y surgen en sus pensamientos, dos preguntas existenciales importantes:

  1. ¿Tendré miedo a la muerte?
  2. ¿ Hay vida después de la muerte?

Trataremos de dar respuestas a estas dos preguntas existenciales, según nos dice la palabra de Dios.

MIEDO A LA MUERTE


Un profeta de Dios, Ezequiel en el Capítulo 18:1-4 nos enseña que el alma muere: “1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo:2 ¿Qué pensáis vosotros, los que usáis este refrán sobre la tierra de Israel, que dice: Los padres comieron las uvas agrias, y los dientes de los hijos tienen la dentera? 3 Vivo yo, dice Jehová el Señor, que nunca más tendréis por qué usar este refrán en Israel. 4 He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá”.


Quiero rescatar dos pasajes Bíblicos, de los muchos que hay y nos hablan del tema de hoy.

  1. Eclesiastés 9:6-10

9:6 También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol. 
9:7 Anda, y come tu pan con gozo, y bebe tu vino con alegre corazón; porque tus obras ya son agradables a Dios. 
9:8 En todo tiempo sean blancos tus vestidos, y nunca falte ungüento sobre tu cabeza. 
9:9 Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. 
9:10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.

  1. Salmo 115:17 No alabarán los muertos a JAH, ni cuantos descienden al silencio”.

La pregunta sobre ¿Tendré miedo a morir? Está parcialmente contestada. SI OBEDECEN A CRISTO NO TENDRÁN MIEDO A LA MUERTE

Con respecto si Hay vida después de la muerte

EXPLICACIÓN SEGÚN LA PALABRA DE DIOS

  1. Ustedes recordarán que luego de la creación del mundo, Dios puso a dos personas en el Edén, a Adán y Eva, pero con la recomendación de no comer los frutos de un árbol. Podían comer de todo lo que en ese lugar había que eran deleites celestiales, alimentos que venían directamente del reino de Dios, pero si comían el fruto solamente de un solo árbol morirían. De un solo árbol no deberían comer, dentro de cientos de árboles exquisitos. Génesis 2: 16 y 17

 2:16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 
2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.
 

  1. Pero como generalmente suele ocurrir, porque pensamos que no hay testigos y nadie nos ve, caemos en la trampa que han caído miles de millones de personas en todo el mundo. La acción de pecar y caer en muchas maldiciones, creyendo que nadie nos ve, ninguna persona a la vista y menos pensar que ni siquiera Dios puede vernos, todo esto por la incredulidad espiritual y pensar que somos autosuficientes en nuestras acciones. ¿Quién nos aconseja actuar de esta manera?, la Biblia nos da la respuesta en Génesis 3:4 “Entonces la serpiente dijo a la mujer: no moriréis”. La acción de pecar ha llevado en todo el mundo a crear infinidad de religiones que de lo que menos hablan es del pecado. La única religión del mundo que ha prevalecido y ha sido de bendición es la que declaró Cristo para la salvación del mundo, el cristianismo es la única religión donde hubo sacrificio en la cruz para salvación de las personas.

 

  1. Que pasará con aquellos que han muerto siendo fieles a Dios, la respuesta en

1º Tesalonicenses  4:13-18   “La venida del Señor”
4:13 Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza. 
4:14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él. 
4:15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron. 
4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. 
4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor. 
4:18 Por tanto, alentaos los unos a los otros con estas palabras.


TERMINANDO


Todos sabemos que algún día vamos a morir y nuestros días están contados en el calendario de Dios, pero la gran esperanza es la promesa de Jesucristo, que él vendrá a buscar a los vivos y a los muertos, y será el encuentro con Jesús y con nuestros seres amados que ya partieron.


Por último quiero terminar con dos versículos:
Al fin, Él destruirá la muerte para siempre.  

“Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Y el que estaba sentado en el trono dijo: He aquí yo hago nuevas todas las cosas. Y me dijo: Escribe; porque estas palabras son fieles y verdaderas.
Apocalipsis 21: 4-5

Dios los bendiga