Página Principal

 

Devocionales

2

     
1 La salvación en Jesucristo
2
Jesús les envió su palabra y los sanó
 
3
Padre he pecado
 
4
Hecha tu pan sobre las aguas
 
5
Tiempo de decisiones
 
6
Amar a Dios debe ser la prioridad
 
7
La sanidad
 
8
El camino a Dios
 
9
Los Talentos
 
10
Siempre hay tiempo para reconstruir
 
11
La sal del mundo
 
12
Todavía hay esperanza
 
13
El poder de Cristo
 
14
Amor por las ovejas
 
15
Desarrollo del embrión
 
16
La misión de la Iglesia de Cristo
17
Sabiduría y Revelación
 
18
Jesucristo y la Navidad
 
19
Una tarde que termina
20
Una obra completa
 
21
Jesús nuestro mejor amigo
 
22
La Ley de la siembra y la cosecha
23
La pascua o fiesta del pan sin levadura
 
24
Garantía de Triunfo
25
Iglesia y Estado; Apocalipsis Cap.18
 
26
Al de firme propósito guardarás en perfecta paz
 
27
La mujer adultera
 
28
La lluvia, a su tiempo, la temprana y la tardía
 
29
Dios quitará toda enfermedad
 
30
Jesucristo el Salvador del Mundo
 
31
Enfrentando los contratiempos
32
Confía en Jesucristo
33
Aprender a recibir las cosas de Dios
34
Un gran terremoto
35
Hay mucho poder en tu boca
36
poniendo la mira en las cosas de Dios
37
Una herramiente poderosa
38
JOB 19:25-27
39
Jesucristo es nuestra pascua
40
Salmo 119:147
41
El trabajo en la cárcel un mandato de Dios
42
La incredulidad lo separa del milagro
43
Todavía hay esperanza
44
Fundamentos de la Fe
   

 

 

 

 

1

 

LA SALVACION EN JESUCRISTO (1)

Luego de las imágines desbastadoras de la catástrofe en Japón, surge nuevamente como consulta en los buscadores de internet, a millones de personas en todo el mundo buscando una relación de este suceso con las manifestaciones ya anunciadas de personajes como Nostradamus, las psicografías de Benjamín Solari Parravicini que en 1939 pronosticó el terremoto que  sacudió a Japón, o el tan comentado calendario maya anunciando un final poco feliz para el 2012.
Todo acontecimiento de las magnitudes de esta catástrofe, siempre trae aparejado de pensar en la proximidad de los tiempos finales, y la Iglesia en este tiempo tiene que tener respuestas sustentatadas en la palabra de Dios.
La Biblia nos dice que Dios perfecciona su obra y no la destruye, pero la generalidad de pensamientos están dirigidos a que el final de la humanidad está cada vez más cerca. La vorágine especulativa y corporativista mundial hacen caso omiso de estas señales y continúan en un plan de enriquecimiento sin límites, Dios deja de ser el centro de la creación y ponen su mirada en los resultados rápidos de grandes ganancias. Otros se dedican a una vida desenfrenada.
Gracias a Dios la iglesia en este tiempo está ocupada en predicar el arrepentimiento de los pecados y a incorporarse a una nueva vida a través del evangelio de Jesucristo. Isaías un profeta de Dios nos dejó un claro mensaje “Buscar a Dios mientras puede ser hallado” 55:6.  Todo acontecimiento mundial es una oportunidad para que prediques el evangelio de Jesucristo, pronto vendrá a buscar a su Iglesia y tenemos que ser su voz en todo tiempo y lugar.

1

 

(2)

JESÚS LES ENVÍÓ SU PALABRA Y LOS SANÓ

Mateo 8:5-13 "5. Entrando Jesús en Capernaum, vino a él un centurión, rogándole, 6. y diciendo: Señor, mi criado está postrado en casa, paralítico, gravemente atormentado. 7. Y Jesús le dijo: Yo iré y le sanaré. 8. Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado sanará. 9. Porque también yo soy hombre bajo autoridad, y tengo bajo mis ordenes soldados; y digo a este: Vé y va; y al otro: Ven, y viene; y a mi siervo: Haz esto, y lo hace. 10. Al oirlo Jesús, Jesús se maravilló, y dijo a los que le seguían: De cierto os digo, que ni aún en Israel he allado tanta fe. 11. Y os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente, y se sentarán con Abraham e Isaac y Jacob en el reino de los cielos, 12. mas los hijos de reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. 13. Entonces Jesús dijo al centurión: Vé, y como creíste, te sea hecho. Y su criado fue sanado en aquella misma hora".

Dios sana almas en donde las circunstancias son difíciles, Cristo con su ejemplo, nos enseña a hacer el bien a nuestros enemigos; aunque el centurión fuera oficial gentil de las legiones romanas, el Señor se manifestó a él (Lucas2:32). Al leproso Dios lo tocó y le curó. Al gentil (tanto a este paralítico, como a la hija de la mujer sirofenicia) Jesús lo curó a la distancia, no fué en persona a manifestarse a ellos, "Jesús envió su palabra y les curó". Cristo siempre está presto a curar al siervo más pobre, como al amo más rico.

 

1

(3)

PADRE HE PECADO

Entonces, reflexionando, dijo: "¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan de sobra, mientras que yo aquí me muero de hambre! Me pondré en camino, volveré a casa de mi padre y le diré: "Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. Ya no merezco llamarme hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros. "Se puso en camino y fue a casa de su padre.

Tienes dos opciones: una, sentarte y decir: "¡Qué malo he sido!", otra, ser humilde y decir: "Padre, he pecado, me arrepiento, perdóname". Si, no importa lo bajo que hayas caído, siempre puedes arrepentirte, pedir perdón y volver a empezar.

El hijo malgastó todo lo que le había dado su Padre, cayó muy bajo llegando a pasar hambre. Cuando usas la herencia (todo lo bueno que te dio Dios) para mal, cuando vives buscando el éxito, el ser importante, el placer, el pasártela cómodo y bien...el darte gusto a ti antes que a los otros...el tener muchas cosas, el sentirte querido y aceptado por los demas...puedes hacer lo que quieras, sin embargo...te sientes vacío, incompleto, solo, triste, abandonado, decepcionado. Entonces descubres que en la vida egoísta y de pecado NO ESTA LA FELICIDAD VERDADERA.

 

1

(4)

HECHA TU PAN SOBRE LAS AGUAS


Eclesiastés 11:1 "Hecha tu pan sobre las aguas; porque después de muchos días lo hallarás".

En el libro de Eclesiastés nos encontramos con este versículo, que nos está hablando de dar, de siembra espiritual y también natural.
Y es como un búmeran que tarde o temprano te vuelve lo que siembras.
Pero aunque es una ley espiritual que se cumple como hijos de Dios, la motivación de dar no debe ser una toma y daca, como nos enseña la sociedad moderna, que espera recibir algo a cambio, y Dios nos está invitando a arrojar nuestro pan sobre las aguas; nuestra vida, nuestro tiempo, lo que tenemos y lo que somos.
A no invertir en la bolsa, sino en el reino de Dios.
Arrojar nuestro pan, es como invertir a fondo perdido, es entregarlo todo, confiando que Dios haga la obra, es como ver a la corriente de las aguas llevarse todo, donde ya no hay retroceso.
Cuando Eliseo fue llamado, mató los bueyes y quemó el arado -1ª de Reyes 19:19.21, es un llamado a muerte, es como vender toda la colección de perlas para comprar una y preciosa perla, es vivir por la fe –Hebreos 10:38-.
Cuando leemos el libro de Levítico 27:28, podemos ver una advertencia a no hacer votos a la ligera con Dios, es como echar nuestro pan sobre las aguas y conservar la manera de poder recuperarlo, por si las cosas no salen como las hemos planeado.
Es cierto que hay recompensa para vuestra obra, pero esa no debe ser la motivación, nuestra meta es Cristo. A veces miramos más el premio que al dador de la recompensa.
Echar tu pan es vivir por la gracia de Dios.
Echar tu pan sobre las aguas no por la ley, no por obligación, si no por gracia, con alegría.  Jesús dijo el que te pida ir una milla con él, ve dos, la primera milla es por la ley, la segunda milla es por gracia.
De gracia recibimos, demos de gracia, en la confianza en Cristo Jesús, libres del temor al fracaso o a la escasez. Como aquel muchacho que entregó lo único que tenía, que eran cinco panes y dos peces.
Recuerda que el que retiene más de lo que es justo, viene a pobreza, por lo tanto hecha tu pan, tu vida, tus talentos, tu tiempo, tus fuerzas, tu alma, en la obra de Dios.
Porque amarás al Señor tu Dios de todo corazón, con toda tu alma, y con todas tus fuerzas.     

 

1

(5)

TIEMPO DE DECISIONES

Santiago 1:5 “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.

Jesucristo tiene un plan con tu vida y quiere llevarlo adelante. Su plan se hará realidad si tomas decisiones basadas en la Palabra de Dios, por eso es muy importante conocer su voluntad. Cuanta mayor cantidad de Palabra de Dios recibas diariamente en tu corazón, mayor sabiduría vendrá a tu vida para tomar buenas decisiones.
Recuerda que todas las áreas de tu vida serán afectadas por las decisiones que tomes, aún la vida de tus hijos, familiares, amigos y vecinos. Santiago nos enseña en el versículo cinco, que tu debes pedirle a Dios sabiduría para desarrollar su voluntad y no tomar decisiones basadas en tus propias emociones, lo cual te llevaría a perderte de los planes del Padre Celestial. Dice la Biblia que si tu le pides, Él te dará abundantemente y sin reprocharte nada.
Así que hoy es el momento de tomar una decisión si quieres que tu mañana sea mejor. Pídele a Dios sabiduría y Él te dará respuestas a través de sus palabras.
Cada cosa en la vida comienza con una decisión. Jesús dijo.He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta…” (Apocalipsis 3:8) Tu eres el que va a elegir entrar por esa puerta.
Hoy es tiempo de desiciones, y resolver los problemas con la palabra de Dios.

 

1

(6)

AMAR A DIOS DEBE SER LA PRIORIDAD

"Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente”  Mateo 22:37
La inmadurez espiritual en el cristiano es el resultado de no tomar nuevas responsabilidades en el reino de Dios, son como niños espirituales. Muchos se preguntan cómo pueden alcanzar esa madurez, y la respuesta es muy simple. Es tener como prioridad en sus vidas el amar a Dios independientemente de toda circunstancia. Amar a Dios debe ser la  prioridad.
Si vivimos dependiendo de la palabra de Dios, tendremos un arma poderosa en nuestras vidas.
Sin dios nada se puede, pero con Dios todo es posible.
Cuando un cristiano toma sus propias decisiones alejado de Dios, está demostrando que el amor y la protección de Dios la dejan de lado y en consecuencia actúa en forma inmadura.
Son como  niños espirituales, solo quieren satisfacer sus propios deseos y sus propios caprichos.  La madurez del cristiano depende de su relación con Dios, el Apóstol Santiago nos aconseja como debemos actuar
“Pedíd, y no recibís, porque pedid mal, para gastar en vuestros deleites” 4:3
Esta palabra es para considerar las consecuencias de porque Dios muchas veces no da respuestas a determinadas oraciones.

 

1

(7)

LA SANIDAD

Dice la palabra de Dios en el libro del profeta Isaías 53:4-5 “Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados”


Es una bendición conocer que la voluntad de Dios es que Ud. sea sano. Al  leer este pasaje bíblico aprendemos que, no solamente perdonó nuestras rebeliones y pecados, sino que también se llevó todas nuestras enfermedades.
Jesucristo anunciaba la necesidad del arrepentimiento, porque el reino de los cielos se había acercado (Mateo 4:17), todo este propósito divino de pregonar las buenas nuevas del reino de Dios, era el gran proyecto de establecer su reino aquí en la tierra, y por su palabra conocemos que la voluntad de Dios es que estemos sanos.
Dios quiere que seamos sanos y saludables, ya que somos parte de un propósito divino.
Toda esta bendición está al alcance tanto del hombre como la mujer, es parte de la herencia de su reino, no piense que Ud. no forma parte de ella, porque lo suyo es lo que dice la Biblia.
Tenemos un Padre generoso, en amor nos dio todo a través de Jesucristo, Él nos eligió para extender su reino y ser portadores de su Espíritu.
Crea que puede ser sano, ya que no le falta nada para serlo. La provisión de sanidad ya fue hecha en la Cruz, solamente le falta creer que la voluntad de Dios es su sanidad completa.

 

1

(8)

EL CAMINO A DIOS

Un espíritu abatido viviendo en un mundo exterior y otro interior, un alma que mora en las profundidades de pensamientos ocultos, cautiva de alcanzar sueños, de olvidar dolores y experiencias dolorosas en el andar por un mundo de pecado, un lugar donde reposar y recuperar tantas cosas  que la mala vida te ha quitado.
Una vida sin propósitos envuelta en pecados que te envuelven en un círculo vicioso y esclavo de las voces silenciosas que te confunden, y no sabes qué camino seguir.
Has buscado a Dios, y te preguntaste tantas veces. ¿Puede Dios consolarme?
Te sientes indigno y pecador por todo el daño que has hecho, quieres cambiar, pero tu interior tiene odio y te recuerda todo el daño que te hicieron, de aquellos que te despreciaron, y esta actitud no te permite encontrar un camino de paz.
Te hablan de Dios y tienes temor a no poder dejar el pecado en que estás atrapado y temes fallarle.
La palabra de Dios en el Libro de Proverbios 14:12, nos dice: “Hay camino que al hombre le parece derecho; pero su fin es camino de muerte”,  este es el camino de hombres y mujeres que caminan sin dirección, utilizan argumentos de naturaleza pecaminosa, encadenados y esclavos en sus propios argumentos.
El profeta Isaías, nos recuerda en 59:8 “No conocieron caminos de paz, ni hay justicia en sus caminos; sus veredas son torcidas; cualquiera que por ellas fuere, no conocerá paz."
El camino para renovar tu mente y tu corazón, está en el camino del amor a Dios, el camino de la vida eterna, actuar de acuerdo a la voluntad de Dios. Superar el ayer para vivir hoy con gozo y paz en medio de luchas, mirar el mañana con esperanza, vivir sin temor y libertad para actuar en amor.
Recuerda que la única dirección para ser libre y romper las cadenas a la cual estas encadenado y esclavo a pensamientos de tinieblas, pensamientos enquistados en lo más profundo de tu corazón, como está escrito en la palabra de Dios “Habéis arado impiedad, y segasteis iniquidad; comeréis fruto de mentira, porque confiaste en tu camino y en la multitud de tus valientes." Oseas 10:13.
Es el camino que está escrito en la Biblia, Jesucristo el Hijo de Dios.

 

1

(9)

LOS TALENTOS

Dice la palabra de Dios en el libro de Mateo Capítulo 25:29
“Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado”.

Aquí Jesucristo nos está enseñando, acerca de cómo debe ser  un obrero responsable, no solamente le estaba enseñando a sus discípulos, sino que esta enseñanza es hoy extensiva a su iglesia.
Si observamos detenidamente estas palabras, vamos a encontrar dos cosas importantes, la primera es que Jesucristo les revelaba lo que iba a acontecer y la segunda les enseñaba sobre la responsabilidad que todo creyente heredaría de su reino.

Cuando habla en el versículo 14, sobre;  “un hombre que yéndose lejos”, estaba revelando que la partida con su Padre ya estaba próxima, y a los discípulos y a su iglesia les quedaría la responsabilidad de “recibir todos sus bienes”.
Quizás algunos obreros no logren entender este mensaje, pero un obrero aprobado es aquel que está dispuesto a hacer un compromiso, y ser heredero del reino de Dios.

Lucas en su evangelio nos recuerda en el Capítulo 10:2 “Y les decía: La mies a la verdad es mucha, más los obreros pocos; por tanto, rogad al Señor de la mies que envíe obreros a su mies.”
Nada puede ser motivo, para que no tomes la decisión de ser un obrero y poner tus talentos en la obra de la iglesia de Cristo.

 

1

(10)

SIEMPRE HAY TIEMPO PARA RECONSTRUIR

La palabra de Dios nos cuenta la experiencia del profeta Nehemías, una historia bíblica de la reconstrucción de Jerusalén. Dice el libro de Nehemías en el Capítulo 2:13-15 “Y salí de noche por la puerta del Valle hacia la fuente del Dragón y a la puerta del Muladar; y observé los muros de Jerusalén que estaban derribados, y sus puertas que estaban consumidas por el fuego. Pasé luego a la puerta de la Fuente, y al estanque del Rey; pero no había lugar por donde pasase la cabalgadura en que iba. Y subí de noche por el torrente y observé el muro, y di la vuelta y entré por la puerta del Valle, y me volví”.


La primera actitud que asumió Nehemías al ver Jerusalén destruída fue ver la situación que lo rodeaba. Tomar conciencia de la necesidad y la labor que le esperaba.
En el versículo 20, dice, “…El Dios de los cielos, él nos prosperará, y nosotros sus siervos nos levantaremos y edificaremos…” La importancia de esta palabra, es que debemos poner nuestra confianza en Dios, porque solamente Él edificará y traerá el crecimiento espiritual a nuestras vidas.
La historia de Nehemías es un mensaje en este tiempo, que nos indica el camino a la reconstrucción y el crecimiento en Jesucristo; nada es impedimento para que se vuelva a ver la gloria de Dios manifestada.

 

1

(11)

LA SAL DEL MUNDO

Dice la palabra de Dios, que en una ocasión Jesucristo viendo la multitud, subió al monte, y sentándose, vinieron a él sus discípulos. Entre las enseñanzas que compartía ese día vamos a rescatar la siguiente; Dice en Mateo 4:13 “Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿Con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres.”
Un claro mensaje para todas las personas que oían sus palabras, y en consecuencia también extensivo para todos nosotros, Jesucristo dice que somos la sal de la tierra y la luz del mundo, estas palabras es un manifiesto que la Iglesia de Cristo que se estaba gestando a través de sus enseñanzas, debía influir en la Sociedad.
Una iglesia que tenía que participar en todos los cambios que se fueran dando en el mundo.
Leemos en la Biblia, como los profetas anunciaban a reyes y príncipes que debían cambiar su rumbo en cuanto a su forma de gobernar alejados de la voluntad de Dios; les estaban anunciando su caída y juicio de Dios sobre ellos, era un anuncio de arrepentimiento antes de la destrucción inevitable que vendría, la iglesia siempre ejerció un mensaje profético a través de los tiempos proclamando el mensaje de Cristo.
La verdad de Cristo anunciada al mundo, hasta que nuestro salvador venga a reinar y a terminar con la injustica y el pecado.
La iglesia de Cristo fue creada para ser la sal de la tierra y la luz del mundo, no para ser espectadora de todo cambio que influya en la vida de la iglesia y la sociedad, Jesucristo nos dejó un legado más que beneficioso para todo el mundo.
La vida es sagrada a los ojos de Cristo y los cristianos renacidos así lo anunciamos, la iglesia planto la bandera de Cristo en una sociedad promotora de vicios, televisión basura y promiscuidad sexual, el demonio desenmascarado a través del mensaje de la iglesia como creadora de conciencia social, un mensaje y presencia evangélica, las armas de la verdad, la honestidad y la justicia en el cargo que desempeña la Iglesia.
La Institución de Cristo ejerce su influencia para bien de la sociedad y la nueva vida de transformación en la conversión a Cristo.

 

1

(12)

TODAVÍA HAY ESPERANZA

Lucas 19:10"Porque el Hijo del hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido."


Hay quienes piensan, que  las situaciones penosas en que se encuentran se asemejan a un obstáculo difícil de superar; que ya es tarde para tomar otro rumbo y no hay solución.
Se sienten esclavos de vicios destructivos, creen que no pueden ser perdonados y sin posibilidad de salvación, reconocen que se equivocaron de camino y se sienten demasiados viejos para cambiar.
La Biblia nos enseña, que estos pensamientos de resignación no pertenecen al mundo espiritual, por lo tanto, la idea de soportar y continuar con este sufrimiento, es una mentira.
Todo camino erróneo tiene salida, nadie es tan malo que no pueda cambiar y nadie es demasiado viejo para cambiar a un rumbo nuevo.
Un camino puede ser malo, pero no por eso tenemos que seguirlo hasta el fin, hay veces que el orgullo es el obstáculo para reconocer y confesar que está equivocado y desesperado.
¿Sabe Ud. que Jesucristo es la solución para todos sus problemas?
Para Jesucristo no hay situaciones imposibles de solucionar, porque Jesucristo mismo es la salida.
No hay necesidad de continuar resignados a una vida equivocada.
No tengas miedo al cambio, Dios quiere darte otra oportunidad, no te resignes, hay salida para cada situación difícil de tu vida, con Dios será una historia diferente, todavía hay esperanza.

 

1

(13)

EL PODER DE CRISTO

Isaías 35:5/6 "5.Entonces los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos de los sordos se abrirán. 6.Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; porque aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad."

Mateo 11:5 "Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos son limpiados, los sordos oyen, los muertos son resucitados, y a los pobres es anunciado el evangelio."

Los cojos “andan caminando”, dando a la multitud la prueba más cabal de que su curación era real, este milagro no era solamente la prueba del poder supremo de Cristo, sino que también eran y son símbolos de la obra de salvación que Cristo realiza en las almas de los hombres, incapaces de andar por la senda de justicia.
Los pecadores son ciegos, porque su entendimiento está tan oscurecido por el pecado, que no ven el camino de la verdad y la salvación, son almas contaminadas por el pecado.
Los antiguos rabinos creían que dar vista a los ciegos y resucitar muertos, serían obras que realizaría el Mesías cuando se manifestara en Israel.
Son sordos a la voz de Dios, a su palabra y a sus propias conciencias, están muertos en sus delitos y pecados, y la iniquidad los separa de Dios, que es la vida del alma.
Solamente el poder de Cristo, puede redimir de todo esto.
Las buenas nuevas; el anuncio de que Jesucristo vino al mundo para salvar a los pecadores; que El abre los ojos de los ciegos; capacita a los cojos para andar con paso seguro, firme y constante en el camino de la santidad; limpia a los leprosos de toda la inmundicia de sus pecados; abre los oídos de los sordos para que oigan sus palabras de perdón; y levanta a aquellos que están muertos en sus delitos y pecados para que vivan en unión con El por la eternidad.

 

1

(14)

AMOR POR LAS OVEJAS

Uno de los mayores anhelos es ver el cumplimiento de las promesas de Dios en la Iglesia.
Ver el crecimiento, está íntimamente ligado en alcanzar el fruto que deseamos.
Cuando vemos un árbol lleno de vida, desarrollado y con muchos frutos, creemos que siempre fue así, y no tenemos en cuenta que primeramente, fue una semilla plantada en tierra.
Fue necesario que esa semilla muriera y que comenzara un período de transformación, que sus raíces se extendieran en la tierra para llegar a transformarse en el árbol que hoy podemos observar.
Cuando hablamos del crecimiento espiritual, veremos a muchas personas confundidas, sin rumbo y sumidas en la frustración.
Entender el plan de Dios con el hombre, nos ayudará a encontrar muchas respuestas y poder conocer cuál es la voluntad de Dios en el crecimiento espiritual.
Debemos crecer profundizando nuestras raíces, ya que de ello dependerá cuán alto llegue el árbol.
Toda esta etapa de crecimiento es un tiempo ganado, Dios habla del amor por su pueblo, y ha de prestarles su atención y paciencia.
Las almas crecerán, se desarrollarán y darán mucho fruto, personas que amen profundamente a Dios, y dispuestas a cuidar la bendición del fruto todos los días de su vida.

 

1

(15)

DESARROLLO DEL EMBRIÓN

Daniel un profeta de Judá, recibió hace 2542 años una visión sobre el curso que tomaría la historia del mundo y el juicio final;
Daniel 12:4 “muchos correrán de aquí para allá y la ciencia se aumentará”.


Es evidente que la ciencia a logrado actualmente avance científicos y tecnológicos como nunca hemos visto, pero lo que llama la atención son las pocas definiciones en cuanto a la vida de un embrión en el cuerpo de una mujer.
Una continua publicidad en los medios de comunicación, ha abierto un profundo debate social en cuanto a la ley del aborto, tratando de dividir a los ciudadanos entre “abortistas” o “no abortistas”.
La palabra de Dios es muy clara en cuanto a la gestación del embrión humano, quedando reflejada en el Libro de los;
Salmos Capítulo 139:13-16 “Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre. Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; Estoy maravillado, Y mi alma lo sabe muy bien. No fue encubierto de ti mi cuerpo, Bien que en oculto fui formado, Y entretejido en lo más profundo de la tierra. Mi embrión vieron tus ojos, Y en tu libro estaban escritas todas aquellas cosas. Que fueron luego formadas, sin faltar una de ellas.”
El Feto está al cuidado de Dios, basta con leer;
Isaías 44:2 “Así dice Jehová, Hacedor tuyo, y el que te formó desde el vientre, el cual te ayudará: No temas, siervo mío Jacob, y tú, Jesurún, a quien yo escogí.”
Y para los hijos de la promesa el Libro de;
Gálatas 4:28 “Así que hermanos, nosotros, como Isaac, somos hijos de la promesa."

Reflexión: Hebreos 10:26 “Porque si pecáramos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados

 

1

(16)

LA MISIÓN DE LA IGLESIA DE CRISTO

Mateo 28:19-20 “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amén.”


Hablar de un discípulo, no es lo mismo que hablar de convertir. Un discípulo es aquella persona que ha decidido aceptar a Cristo y cambiar a una nueva vida, y alejarse del pecado.
Hablar de convertido, es solo cambiar de opinión o de idea.
Los Evangelios nos hablan de seguir a Cristo y ello implica un arrepentimiento con fe, un nuevo rumbo necesario para convertirse en un verdadero discípulo cristiano.
Jesús enseñaba a sus discípulos, que para aprender a ser un buen discípulo debían poner en práctica sus enseñanzas, para conocer el significado de la responsabilidad asignada a cada uno de ellos.
Jesús, el Maestro de este grupo de 12 hombres, se esforzó no solamente en palabras de enseñanza, sino con su ejemplo de vida.
El privilegio de estos 12 hombres, no fue solamente  de tener una escuela personal por excelencia, sino el hecho de vivir con su maestro y seguirlo a todas partes, aprendiendo de Jesucristo, la difícil y responsable misión, que les tocaría emprender cuando su Maestro no estuviera más con ellos.
Jesucristo no obstante, según la palabra que está en el Evangelio de Juan 14:26, les prometió que cuándo Él ya no estuviera con ellos, les enviaría El Espíritu Santo, para recordarles lo que ya habían oído y aprendido; continúa diciéndoles en Juan 16:13 que El Espíritu Santo incluso les enseñaría todos los acontecimientos proféticos que debían cumplirse y habrán de venir.
En los versículos 14 y 15, Jesucristo les dice: “Él me glorificará (El Espíritu Santo) porque tomará de lo mío, y os lo hará saber. Todo lo que tiene el Padre es mío; por eso dije que tomará de lo mío, y os lo hará saber.”

 

 

1

(17)

SABIDURÍA Y REVELACIÓN

“Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, y que obtiene la inteligencia; porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus frutos más que el oro fino. Más preciosa, es que las piedras preciosas; y todo lo que puede desear, no se puede comparar a ella. Largura de días está en su mano derecha; en su izquierda, riquezas y honra.”
Proverbios 3:13-16

Si hay algo a lo que usted se debe abocar en la vida es a adquirir sabiduría e inteligencia. Ellas lo librarán de cometer múltiples errores que conducen a la destrucción.
La sabiduría es distinta de la inteligencia. La sabiduría es saber aplicar el conocimiento que uno tiene y la inteligencia es saber cómo y por qué ocurren las cosas. Ambos vienen de Dios. (Prov.2:6).
Dios nos ha dado la razón y los cinco sentidos para poder reunir información y obtener conocimiento. La ciencia ha logrado grandes avances utilizándolos, pero hay un nivel de conocimiento mayor al que sólo se puede acceder siendo hijo de Dios, habiendo nacido de nuevo, y ese nivel es el de la revelación. Es superior a la razón y otorga conocimientos ilimitados. 1 Corintios 2:9 lo expresa claramente: “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios.” Es en el espíritu donde usted recibirá este conocimiento y sabrá lo que Dios le ha concedido. Aprovéchelo, porque la solución a sus problemas no está en una cantidad de dinero, un trabajo nuevo o un remedio que quitará su dolor. La solución a sus problemas está en una palabra revelada a su espíritu. Sus problemas vinieron por falta de sabiduría y entendimiento, por lo tanto, debe atacar la fuente de ellos y erradicarlos con la sabiduría de Dios para que no vuelvan a manifestarse.
Pídale a Dios revelación y sabiduría. Son más preciosas que todo el oro que existe en el mundo. Como nos anuncia Proverbios 3:16

 

1

(18)

JESUCRISTO Y LA NAVIDAD

Nuevamente este año, como años anteriores, veremos por televisión como se festeja la Navidad en todo el mundo, también veremos como se incrementan las propagandas comerciales, y las distintas ofertas de todo tipo de productos.
Una pequeña cantidad de personas, organizadas en asociaciones comerciales, está cambiando a miles de personas en todo el mundo en muchas de sus costumbres, y el cristianismo no escapa a estos cambios.

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE QUE ENTENDAMOS ESTO?

Es importante que lo entendamos porque el cristianismo no es un movimiento débil, como el enemigo trata de hacernos ver.
Hermanos….El cristianismo representa el 33% de la población del mundo. (2.1 billón)
La otra religión que se acerca a este porcentaje es el Islam con un 21% (1,3 billones)
Pero hoy no vamos a hablar de falsas doctrinas o religiones.
El punto es que cuando nos fijamos en el porcentaje de personas que declaran ser cristianos, es fácil ver que nosotros representamos la mayoría.
Pero no obstante ser la mayoría, los cristianos están permitiendo que una minoría dictamine la manera de expresarnos.
Cada vez estamos viendo que son muy pocos los que dicen “Feliz Navidad”.
Quizás por temor a no ser lo más correcto.

VEAMOS QUE NOS DICE LA BIBLIA AL RESPECTO

Lucas 9:28-36

“Aconteció como ocho días después de estas palabras, que tomó a Pedro, a Juan y a Jacobo, y subió al monte a orar. 29.Y entre tanto que oraba, la apariencia de su rostro se hizo otra, y su vestido blanco y resplandeciente. 30.Y he aquí dos varones que hablaban con él, los cuales eran Moisés y Elías; 31.quienes aparecieron rodeados de gloria, y hablaban de su partida, que iba Jesús a cumplir en Jerusalén. 32.Y Pedro y los que estaban con él estaban rendidos de sueño; mas permaneciendo despiertos, vieron la gloria de Jesús, y a los dos varones que estaban con él. 33. Y sucedió que apartándose ellos de él, Pedro dijo a Jesús: Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés, y una para Elías; no sabiendo lo que decía. 34.Mientras él decía esto, vino una nube que los cubrió; y tuvieron temor al entrar en la nube. 35.Y vino una voz desde la nube, que decía: Este es mi hijo amado; a él oíd. 36. Y cuando cesó la voz, Jesús fue hallado solo; y ellos callaron, y por aquellos días no dijeron nada a nadie de lo que habían visto”.

Seguramente muchos de ustedes ya estarán pensando que tiene que ver los versículos que acabamos de leer con la Navidad.
Pero yo elegí estos versículos con un propósito, demostrarles con la facilidad que un fiel siervo de Dios puede caer atrapado por las cosas de este mundo, si deja de poner su mirada en Cristo.

PARA ENTENDER MEJOR ESTO

Aquí tenemos a estos tres discípulos.
Pedro, Juan y Jacobo.
Hombres que habían viajado con Jesús.
Hombres que habían presenciado los milagros de Jesús.
Hombres que habían recibido las enseñanzas de Jesús.
Pero en ese momento dejaron de poner la vista en Cristo.
Ellos se fijaron más en Elías y Moisés, que en el milagro que estaba aconteciendo, ya que Jesús les permitía que ellos presenciaran esto.
Esto es evidente si leemos el versículo 33.
Acto seguido de presenciar el milagro, ellos dijeron:
“Maestro, bueno es para nosotros que estemos aquí; y hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés, y una para Elías.”

QUE ES LO QUE PASO AQUÍ
 Lo que sucedió que ellos dejaron de mirar a Cristo, y el resultado fue que elevaron a Elías y a Moisés al mismo nivel de Cristo.
Si bien Dios utilizó grandemente a Elías y a Moisés, no existe comparación posible que se pueda hacer.
Esto es mas o menos el problema que encontramos en el mundo actualmente.
El problema es que el hombre esta tratando de reemplazar el verdadero significado de la Navidad.

PARA MUCHOS NO ES NADA MAS QUE UN NEGOCIO

Las industrias obtienen grandes ganancias a causa de todas las ventas
En otras palabras el mundo a tratado de reemplazar el verdadero significado de la Navidad por regalos.
El mundo ha tratado de reemplazar el nacimiento de Jesús por lo material.
El mundo ha querido reemplazar la luz del mundo, con guirnaldas de lucesitas.
El mundo a cambiado el verdadero regalo que ÉL nos trajo  SALVACION y VIDA ETERNA

NUNCA LO PODRAN CUMPLIR

Por mucho que se esfuerzan nunca lo podrán cumplir.
Digan lo que digan, y por mucho que se esfuercen.
El nacimiento de Jesucristo fue el acontecimiento más grande que el mundo ha presenciado.
El nacimiento de Jesucristo es el único acontecimiento que ha impactado, y seguirá impactando al mundo desde ese entonces hasta el fin.

UN MUNDO DE MALDAD Y CONFUSION

Es fácil perder de vista la verdad.
A veces a algunas personas se les hace fácil apartarse del verdadero camino, para seguir los pasos del mundo.

NO QUEDAR BIEN CON EL MUNDO

Como cristianos debemos tener mucho cuidado, no apartarnos del verdadero camino, para quedar bien con el mundo.

RECORDEMOS LA ADVERTENSIA QUE TENEMOS QUE TENER CON ESTAS COSAS

Veamos que nos dice la Biblia.

Gálatas 1:10

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería ciervo de Cristo”.


Si ustedes leen la Biblia verán que en aquel día los discípulos estaban cansados, el viaje había sido agotador, y sus ojos que apenas podían mantenerse abiertos, presenciaron una escena que hasta ese momento había sido privada para ellos.
El momento fue glorioso e impactante para aquellos tres discípulos.
Fue tanto el impacto, que parece que se les olvidó todo lo que habían aprendido.

Pedro creyó interpretar la intención de su maestro, al llevarlos a ese lugar a orar.
Y le dijo a Jesús: “hagamos tres enramadas, una para ti, una para Moisés, y una para Elías, no sabiendo lo que decía”.

La palabra aquí nos dice “no sabiendo lo que decía”.
En otras palabras Pedro, habló sin pensar lo que decía.
Y esto es algo que nos debe llamar a todos a la reflexión.
La Navidad no es algo de los Reyes Magos, o de Santa Claus, la Navidad no es una fecha de festividad mundana.
La Navidad es acerca de Jesús.
Jesús es la única razón por la Navidad.

Recuerda que Jesús es la única razón de estas fechas.

HONRA A JESUS Y ÉL TE BENDICIRA

 

1

 

(19)

UNA TARDE QUE TERMINA (diciembre 2009)


Juan 13:13-15 “Vosotros me llamáis Maestro, y Señor; y decís bien, porque lo soy. Pues si yo, el Señor y Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis.”
Quizás el momento de mayor reflexión es el momento de nuestra vida cuando llega el final.
Muchas personas después que sus hijos crecen se dicen a sí mismos “Debí de haber esto o debí de hacer aquello”, otros cuando ya no tienen a su esposa o esposo, se lamentan por no haber hecho muchas cosas.
Así también al final de una larga jornada de trabajo, de algún proyecto, o quizás al regreso de un viaje.
Al terminar el día cuando baja el sol y el cansancio da testimonio de lo trabajado, reflexionamos en como lo pudimos haber hecho mejor, en otras palabras siempre hubo la posibilidad para hacerlo mejor.
Jesús esa tarde. Allí con sus discípulos, se preparaba a compartir la última cena y tomó su tiempo para mirarlos uno por uno. A uno de ellos vio que habiéndole dado todo por él, todo no fue suficiente y por unas 30 monedas lo traicionaba.
Pero quizás, su reflexión mayor vino cuando se ciñó una toalla y comenzó a lavarles los pies.
Quizás Jesús haya pensado, como les explico que la grandeza no se encuentra en ser el mayor.
Muchas veces lo había enseñado, lo había explicado con palabras llenas de inmensa sabiduría.
Pero al llegar la tarde todavía seguían sin entender.
Ya se terminaba el tiempo, llegaba la hora del sacrificio, pero su amor seguía fluyendo, se desbordaba.
Comenzó a lavarles los pies. Se imaginan sus manos cuidando de ellos, con el amor que lo daba todo.
Faltaban pocos minutos para que sus pies, los de Jesús fueran atravesados por clavos de hierro, pero Él ahora se ocupa de lavar con la ternura de un Padre los pies de aquellos que le habían seguido.
Y aún así, cuando no era el agua la que fluía, sino una enseñanza tan grande, ellos seguían sin entender.
No entendían que era el final de una tarde.
Que ya no habría otra cena con Jesús, que eran minutos de sentimientos únicos.

 

 

1

(20)

UNA OBRA COMPLETA

REFLEXIONES ENERO 2010

Cuando Jesús hubo tomado el vinagre, dijo: Consumado es:” Juan 19.30
Hoy podemos caminar a la luz de lo que ha sido “consumado”. Al comprender lo que él hizo en la cruz, una obra completa, podemos depositar la fe en el hecho terminado y disfrutar de los beneficios que nos otorga. Debemos caminar en la plenitud de lo que Jesús proveyó y declarar su propósito.


1-Vino con el propósito de destruir las obras del diablo (1 Juan 3:18)
Hay personas que desconocen de dónde vienen sus problemas, quién los origina. Están confundidos y no saben si es el diablo que les está robando o es Dios que les está enseñando. Los planes del enemigo contra nosotros se relacionan con el fracaso, la enfermedad, la pobreza, el temor y Jesús destruyó sus obras, las deshizo en la cruz. El vino a la tierra a solucionar nuestra confrontación con Satanás. Jesús nos mostró la diferencia entre la voluntad de Dios y la de Satanás. Al encontrarse con el enfermo lo sanó y en la escasez multiplicó los panes y los peces. Jesús era la voluntad de Dios en acción. Usted puede vivir feliz y bendecido gracias a la obra realizada.


2- Vino con el propósito de liberarnos (Hebreos 2:15)
Según esta palabra, el temor nos mantenía esclavizados, atormentados. Jesús nos liberó de todos los temores. Algunos de ellos, el enemigo los usó con el fin de paralizar nuestro crecimiento y nuestro desarrollo hacia el éxito. La obra está terminada. Hoy vivimos a la sombra del omnipotente Dios y seguimos al Espíritu Santo, porque Jesús nos liberó.


3- Vino para revelar al Padre a esta humanidad (Juan 1.18)
Vino para dar una imagen clara y correcta de Dios al mundo y revelar lo celestial. El mundo le atribuye a Dios las calamidades, el hambre y la pobreza. Pero Jesús es quién reveló la verdadera naturaleza y compasión divina. Paró la tormenta, sanó al enfermo y proveyó al necesitado. Gracias a Dios vino Jesús y nos dio completa salvación.
Este es el momento de levantarse y caminar en la plenitud de lo que Jesús proveyó y declarar su propósito.

Dios los bendiga.

 

 

1

 

(21)

JESÚS NUESTRO MEJOR AMIGO

REFLEXIONES FEBRERO 2010


“Vuelve ahora en amistad con él, y tendrás paz; y por ello te vendrá bien. Toma ahora la ley de su boca, y pon sus palabras en tu corazón.”
Job 22: 21, 22

Hoy esta palabra, cobra especial fuerza al recordar a nuestro Señor Jesucristo y su misión de revelar a Dios ante el mundo como un Dios de amor, de misericordia, ternura y compasión.
Aún está vigente la amistad de Jesús con toda la humanidad. Las personas han ido evolucionando en muchos aspectos de su vida cotidiana, especialmente en su forma de pensar, pero debemos recordar que la palabra de Jesucristo no es simplemente un consuelo, es una promesa de Dios hacia nosotros, es la Luz de la vida.


En una oportunidad Jesús estaba hablando con sus discípulos y les dijo:
“Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos. Como el Padre me ha amado, así también yo os he amado; permaneced en mi amor. Si guardareis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; así como yo he guardado los mandamientos de mi Padre, y permanezco en su amor. Estas cosas os he hablado, para que mi gozo esté en vosotros, y vuestro gozo sea cumplido. Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado. Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.”


Creer que es nuestro Ayudador, resolverá a encauzar nuestra amistad con Él.
Al acercamos a Él con confesión y arrepentimiento, se acercará a nosotros con misericordia y perdón.
Dios los bendiga

 

1

(22)

LA LEY DE LA SIEMBRE Y LA COSECHA (marzo 2010)

 

“Y éstos son los que fueron sembrados en buena tierra: los que oyen la palabra y la reciben, y dan fruto a treinta, a sesenta, y a ciento por uno.”
Marcos 4:20

La ley principal del reino de Dios es siembra y cosecha.  Así es el reino de Dios dijo Jesús en Marcos 4, como un hombre que salió a sembrar, durmió, se levantó y vio que la semilla que había sembrado produjo planta, espiga, grano, y luego cosecha.  La siembra produce cosecha de gloria para tu vida.
No es necesario ponerte a orar y a rogar que por favor la semilla germine de la mañana a la noche, tienes que creerlo. La semilla que has plantado va a crecer porque tiene la vida dentro, no sabes cómo es esto, pero sí tienes que saber que Dios es el que da el crecimiento.  Puedes orar la tierra para que crezca una planta, pero si no has plantado nada, no va a crecer nada, sólo va a haber hierbas.
Tienes que moverte en la fe que da el crecimiento si quieres recibir un milagro de parte de Dios, debes sembrar en los principios espirituales que darán fruto, tendrás adversidades en el camino pero siempre tendrás buena cosecha porque estarás sembrando a otro nivel.
Tu vida depende de tu siembra. Lo único que tienes que hacer es poner la semilla en buena tierra y cuidarla cada día. Pero nada más. Tu no haces crecer la planta, esa es la parte de Dios.
Esta ley funciona en lo natural y en lo espiritual. Prueba esta ley en cada área de tu vida y verás que funcionará trayéndote cosecha.
Esta es la ley del reino de Dios, conviértete en un sembrador fiel y tendrás grandes cosechas. Amén.

 

1

(23)

LA PASCUA O FIESTA DEL PAN SIN LEVADURA (abril 2010)

"la pascua o fiesta del pan sin levadura"

Para celebrar la Pascua Judía, los adoradores judíos cantan los Salmos 113–118.
(La pascua o fiesta del pan sin levadura, que conmemoraba el día en que Dios había librado a los primogénitos hebreos en Egipto y el éxodo de Egipto, comenzaba el 14º día de Nisán y duraba una semana –Levítico 23:5-8.  Se exigía la presencia de todos los hombres hebreos –Deuteronomio 16:16)
La ceremonia se va elevando en un creciente de agradecimiento por la libertad y la belleza de la vida dada por Dios y termina con los participantes cantando y alabando a Dios, tanto para agradar a Dios, como así también para expresar su propio placer.
Los rabinos lo explican como experimentando el «gozo emocional de la libertad».
Hacia el final de la comida de la Pascua se canta la segunda mitad de estos salmos.
Según el Evangelio de Mateo, Cap. 26:30 Jesús y sus discípulos cantaron un himno y «salieron hacia el monte de los Olivos» después de celebrar su última Pascua juntos.


Es muy posible que hayan cantado este salmo:


SALMO 118: 22 al  24
22.La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser cabeza del ángulo.
23. De parte de Jehová es esto, y es cosa maravillosa a nuestros ojos.
24. Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él. 
Independientemente del himno que cantaran, la confianza que Jesús tenía en la bondad de su Padre celestial es asombrosa.

Pudo alabar a su Padre aun cuando sabía que estaba a punto de vivir su día más oscuro.

 

1

(24)

GARANTÍA DE TRIUNFO (junio 2010)

 “Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.” Juan 15:7

Hay mucho poder en tu boca, y ha llegado allí porque primero se reveló en tu corazón. ¿A qué me refiero? A la Palabra de Dios que entra en tu vida cuando tu la oyes, luego pasa a tu corazón donde es guardada para que finalmente salga por tu boca y bendiga no sólo tu vida sino la de los demás. Como enseñanza es que tienes que tener la autodeterminación de que siempre fluya la Palabra de Dios a través de tu boca. De día y de noche, en todo tiempo y bajo cualquier circunstancia debe hablar la Palabra de Dios. En cuanto a lo que Dios quiere revelarse en nuestro interior, no hay un fluir de eso si no nos ponemos a meditar día y noche en la Palabra. Puedes ir colocando los pensamientos de Dios en tu manera de pensar. Tal cual son tus pensamientos, así será tu vida. Y esos pensamientos tienen que estar de acuerdo a lo que Dios piensa de tu manera de vivir. Olvídate de la vieja historia de tu vida ¡Deja el pasado atrás y vive de acuerdo a los pensamientos de Dios! Mira, cuando el pueblo de Israel salió de la esclavitud, salió del desierto, y tenía que entrar a la tierra prometida, ellos tuvieron que cambiar su manera de pensar. ¿Por qué? Porque estaban atados al pasado. Necesitaban renovar su mente con lo que Dios les iba hablando para poder fluir a diario y no salirse de los planes que Dios tenía para ellos. Dios quiere ver fluir a través de tu vida cosas grandes. Por eso es necesario que de día y de noche medites en su Palabra. A veces, cuando te despiertas en medio de la noche, es para que medites en la Palabra y no para que te pongas a pensar en algunos conflictos que tienes en tu vida. Porque eso te llenará de preocupación y no podrás dormirte con gozo y con alegría sino estarás pensando y aceptando cosas que no cambiarán. Tienes que reflexionar en aquello que tenga que ver con la Palabra de Dios. En Juan 15:7 Jesús nos dejó una promesa maravillosa: si permanecemos en él y en su Palabra, todo lo que pidamos será hecho. Debemos poseer las promesas de Dios para meditar en Su ley día y noche y poder fluir en ella siempre. “Estoy seguro que tu vas a caminar en niveles de autoridad espiritual donde el enemigo sabrá que hay más a favor de tu vida que los que están en tu contra, y que tienes una garantía de triunfo.” 

 

1

(25)

IGLESIA Y ESTADO

Agosto 2010

IGLESIA Y ESTADO / Apocalipsis Capítulo 18

Como ya hemos leído o escuchado predicar muchas veces, el imperio romano se caracterizaba por su crueldad con nuestros hermanos cristianos, ya que eran perseguidos, tomados prisioneros y luego sacrificados en grandes espacios públicos donde concurrían las autoridades romanas y el pueblo romano para ver como morían en manos de las fieras, de las gladiadores, o también introducidos en grandes tinajas llenas de aceite hirviendo, o la famosa parrilla de hierro que estaba al rojo vivo, donde eran atados y morían con los dolores más terribles de imaginar, parte de estos tormentos y aún más crueles fueron utilizados también por  la santa inquisición, en la mayor parte de Europa.
Cuando Constantino el grande se convirtió en emperador romano en el año 311 a la edad de 23 años, el imperio se encontraba en una gran corrupción moral, económica y militar, un imperio corrupto que no tenía muy buena imagen con el pueblo, los únicos que mantenían con claridad una imagen de integridad moral y seriedad ante el pueblo romano eran los cristianos.
Un año después de ocupar el cargo, Constantino como emperador, se hizo gran simpatizante del cristianismo, ustedes dirán como es esto ya que los cristianos fueron perseguidos durante mucho tiempo; esto era motivo por el respeto que tenían  ante la sociedad, ya que mantenían en sus vidas las enseñanzas de nuestro Señor Jesucristo y las ponían en práctica, aunque esta forma de vida muchas veces los llevara a una muerte segura.
En el año 313 Constantino promulga el llamado edicto de Milán, otorgando a los fieles cristianos un lugar de igualdad y legalidad plena ante las distintas religiones paganas que existían en ese entonces,  ya que establecía la libertad religiosa a todos los ciudadanos del imperio romano.   También exime al conjunto de clérigos cristianos del servicio militar y de los impuestos a la propiedad. Entrega carta de libertad a los esclavos cristianos y entre otras anula costumbres paganas que se contradecían con los principios cristianos. Es de destacar la ley del descanso dominical, en otro intento de acercamiento a los líderes cristianas.
Constantino otorga a los Obispos de las iglesias cristianas  grandes sumas de dinero para construir templos, inclusive expropia templos paganos adornados con piedras y metales preciosos para ser utilizados para la adoración del Dios de los cristianos.
Constantino ordena la construcción de monumentales edificios dedicados al culto cristiano, con la idea de darle una mayor gravitación a la competencia existente con los templos tanto judíos como paganos que se extendían en gran medida dentro de su imperio.
Llega a cambiar los nombres de muchas de las fiestas paganas que tenían larga tradición, por otros nombres con origen cristianos, que aún se mantienen en tiempos actuales.
Manda construir basílicas y santuarios, que se extienden mas allá de Roma llegando inclusive a Jerusalén y Belén.
Como colorario de este proyecto mundano, en el año 325 exhorta a todos los ciudadanos romanos a convertirse al cristianismo.
Si miramos cómo funcionaban las leyes del imperio romano, una de las más importantes era que todo el pueblo tenía la obligación de adorar al emperador en funciones de gobierno, y si tenemos en cuenta la diversidad de cultos paganos existentes en ese entonces, estamos en condiciones de afirmar que Constantino vendría a ser como el sumo pontífice de todos los cultos paganos del estado, y esta condición obligatoria también alcanzaba al culto cristiano.
Nos cabe preguntar qué pasaría por la mente de aquellos obispos que lideraban las iglesias cristianas en cuanto a la adoración del emperador Constantino, tenían ante ellos un imperio romano cristianizado y un emperador deseoso de ser el principal gobernante de la iglesia cristiana.
Seguramente recordarían los casi tres siglos de persecución a que fueron sometidos antes de la llegada de Constantino al poder, y los privilegios que les fueron otorgados muchos mayores que otros cultos paganos.
Estos antecedentes los llevaron a tomar una decisión, que fue de otorgarle al emperador Constantino una mayor participación en los asuntos de la iglesia cristiana y este pasó a ser un dirigente mundano en la casa de Dios, con un mal antecedente en las cosas de Dios,  ya que ni siquiera estaba bautizado.
Esta relación Iglesia y Estado, dio origen a la contradicción de las enseñanzas bíblicas y más aún con la herencia de Cristo en cuanto como proceder con las autoridades públicas que son ajenas a su doctrina y al reino de Dios.
Los Obispos aceptaron involucrarse con el poder político y sus beneficios, y también la intromisión en los asuntos de la Iglesia.
Una de las decadencias de los dirigentes cristianos fue el introducir la adoración de imágenes paganas al culto de Dios, con la excusa que servían de edificación a los nuevos creyentes a través del recuerdo de los santos.
Muchos de estos nombres o “hombres y mujeres santos/as” que están actualmente en los altares, fueron tomados de las actas de los mártires cristianos, que llevaban ordenadamente las autoridades romanas antes de sus ejecuciones en los primeros siglos.  Actas que cualquier usuario de Internet puede verlas en la red, o adquirir el libro “Actas de los mártires cristianos”.
Ante estos acontecimientos, con el tiempo, se produce un sisma dentro de la Iglesia ya que una gran parte de la iglesia cristiana no acepto ser la religión oficial del estado y se mantuvieron alejados de esta situación y en Constantinopla nace lo que ahora conocemos como la iglesia ortodoxa.

Romanos 13:12 "La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz"

 

1

(26)

AL DE FIRME PROPOSITO GUARDARÁS EN PERFECTA PAZ

En un mundo en caos, lleno de imperfecciones, Dios nos promete a través de su palabra guardarnos en perfecta paz,  esta promesa por parte de Dios nos lleva a un compromiso de mantener nuestra mente comprometida en Él y confiar nuestra vida a Dios, Isaías 26:3 “Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porque en ti confía”.


Para muchas personas se les hace difícil confiar en Dios, ya que todas aquellas situaciones que no pueden controlar, los hace estar tribulados por la ansiedad y preocupación, el miedo a no poder controlar las cosas, los lleva a no poder confiar en Dios.
 Si bien sus creencias son cristianas, no llegan a creer en Dios que tiene su nacimiento en la fe de sus promesas, la experiencia y testimonios de muchos creyentes está fundamentada en tener una mente centrada en Dios y continuar confiando en sus promesas.
El pensamiento de considerar que ciertas situaciones son demasiado difíciles para Dios, de tratar de resolver toda situación alejados de Dios, les lleva a dudar de que Dios pueda resolverlas.
Poner nuestra mente direccionada a creer en Dios, es la fe de confiar  en las promesas que Dios tiene para cada uno de nosotros.
Si  tu mente permanece en Él, te guardará en perfecta paz y tú también puedes tenerla también

 

1

(27)

"La mujer adultera"


San Juan 8:7 “Y como insistieran en preguntarle, se enderezó y les dijo: El que de vosotros esté sin pecado sea el primero en arrojar la piedra contra ella”

Dice la palabra de Dios que Jesús se encontraba en el Templo de Jerusalén y le trajeron una mujer acusada de adulterio, y según la Ley de Moisés debía ser apedreada hasta morir.
Si Jesús estaba lleno de gracia no podía condenar a esa mujer.
Si Jesús no la condenaba estaba transgrediendo la Ley de Dios y no podía ser el Mesías esperado por los Judíos.
Jesús viendo la trampa de estos hombres respondió sin contradecir la ley, señalando que esos hombres  estaban descalificados para condenar a los demás, ya que estaban empleando una ley severa para los demás y una ley indulgente y piadosa para ellos, los acusadores de esa mujer.
Jesús en ningún momento dijo que el pecado era grave, pero afirmó que Él no era un juez. Jesucristo había venido a la tierra para salvar a los hombres y también a esa mujer pecadora.
Jesús descubrió la trampa de aquellos hombres.

1

(28)

"La lluvia, a su tiempo, la temprana y la tardía"
“Si obedeciereis cuidadosamente a mis mandamientos que yo os prescribo hoy, amando a Jehová vuestro Dios, y sirviéndole con todo vuestro corazón, y con toda vuestra alma, yo daré la lluvia de vuestra tierra a su tiempo, la temprana y la tardía; y recogerás tu grano, tu vino y tu aceite.”
Deuteronomio 11:13-14


La lluvia temprana era la que caía en Judea alrededor de noviembre, la cual servía para humedecer y preparar la tierra, para que germinara la semilla.
 La lluvia tardía caía alrededor de abril cuando el trigo estaba desarrollado y listo para la cosecha. Si las primeras y últimas  lluvias eran retenidas o no eran enviadas a su tiempo no habría cosecha.
Que importante que la lluvia de Dios descienda a su tiempo.
Las promesas de Dios están siempre listas para bendecirte,  Isaías nos recuerda dos pasos fundamentales en nuestra fe, “oír y creer” la palabra de Dios, y si la ponemos en práctica, comeremos del bien de la tierra.
La palabra de Dios dice que hay que obedecer cuidadosamente sus mandamientos, amar y servir, y el resultado será que Dios dará la lluvia a su tiempo, y a causa de la obediencia recibiremos las bendiciones que les pertenecen a los hijos de Dios.
Lo que dice Dios, lo debemos practicar, mientras algunas personas piensan sobre esta palabra, otras personas ya la están practicando siendo obedientes a su palabra y han comenzado a cosechar bendiciones.
Tienes que demostrar la obediencia a su palabra y sirviendo ¡Su cosecha estará asegurada!

 

1

 

(29)

Dios quitará toda enfermedad

“8. Pues tú has librado mi alma de la muerte, 
Mis ojos de lágrimas, Y mis pies de resbalar.
9 Andaré delante de Jehová En la tierra de los vivientes.”
Salmo 116: 8 y 9

El salmista alaba a Dios por haberlo liberado de su esclavitud, que la compara con la muerte y el sepulcro.
Al leer la Biblia, encontraremos a personas que tuvieron un encuentro personal con Dios, y estos encuentros llevaron bendiciones a sus vidas; el resultado de esas bendiciones fueron acompañadas siempre con la obediencia a su bendita palabra.
Veamos un ejemplo; la palabra de Dios nos relata en 2 Reyes Capítulo 18, que Ezequías fue considerado por Dios el mejor Rey de Israel:

“3. Hizo lo recto ante los ojos de Jehová, conforme  a todas las cosas que había hecho David su padre. 4. El quitó los lugares altos, y quebró  las imágines, y corto los símbolos de Asera, e hizo pedazos la serpiente de bronce que había hecho Moisés, porque hasta entonces le quemaban incienso los hijos de Israel; y la llamó Nehustán (cosa de bronce). 5. En Jehová Dios de Israel puso su esperanza; ni después ni antes de él hubo otro como él entre todos los reyes de Judá. 6. Porque siguió a Jehová, y no se apartó de él, sino que guardó los mandamientos que Jehová prescribió a Moisés. 7. Y Jehová estaba con él; y adondequiera que salía, prosperaba. El se rebeló contra el rey de Asiria, y no le sirvió”.

Ezequías ordenó lo que estaba desordenado, fue obediente a sus mandamientos y Dios le sanó extendiendo su vida 15 años más.  El Capítulo 20 de 2 Reyes relata que Ezequías cayendo enfermo de muerte Dios lo sanó, siendo prosperado en todos estos años en gran abundancia, de bendición y de gloria.

En aquellos días Ezequías cayó enfermo de muerte. Y vino a él el profeta Isaías hijo de Amoz, y le dijo: Jehová dice así: Ordena tu casa, porque morirás, y no vivirás. Entonces él volvió su rostro a la pared, y oró a Jehová y dijo: Te ruego, oh Jehová, te ruego que hagas memoria de que he hecho las cosas que te agradan. Y lloró Ezequías con gran lloro. Y antes que Isaías saliese hasta la mitad del patio, vino palabra de Jehová a Isaías, diciendo. Vuelve, y dí a Ezequías, príncipe de mi pueblo: Así dice Jehová, el Dios de David tu padre: Yo he oído tu oración y he visto tus lágrimas; he aquí que yo te sano; al tercer día subirás a la casa de Jehová. Y añadiré a tus días quince años, y te libraré a ti y a esta ciudad de mano del rey de Asiria; y ampararé esta ciudad por amor a mí mismo, y por amor a David mi siervo. Y dijo Isaías: Tomad masa de higos. Y tomándola, la pusieron sobre la llaga, y sanó.”

En los Evangelios la palabra de Dios nos ofrece las bendiciones a través del Ministerio de Jesús, la unción del Espíritu Santo dándote buena salud todos los días de tu vida para la gloria de Dios.
La Biblia nos recuerda la intervención sobrenatural de Dios en la vida de muchas personas que experimentaron y siguen experimentando actualmente, las bendiciones y sanidad en sus cuerpos, un pacto que viene en forma de cosecha.

 

1

(30)

REFLEXIONES DICIEMBRE 2010

"Jesucristo el Salvador del mundo"

“Yo Jesús, he enviado mi ángel para daros testimonio de estas cosas en las iglesias, Yo soy la raíz y el linaje de David, la estrella resplandeciente de la mañana” Apocalipsis 22:16


Terminando con la lectura de todo el libro de Apocalipsis, encontramos este último mensaje que nos revela a Jesucristo haciendo nuevas todas las cosas, y como será el nuevo mundo alejado de las tinieblas pecaminosas y corrompidas.

En su mensaje ya nos está describiendo que Él será “La brillante estrella de la mañana” del nuevo mundo, que tiene preparado para todo aquél que en Èl crea.

Ya no habrá tinieblas, ya que el resplandor de esa estrella será más brillante que la oscuridad, y las tinieblas no prevalecerán en el milagro de un nuevo amanecer, el despertar de un nuevo día nos espera lleno de esperanzas y un nuevo comienzo.

La noche del nacimiento de Jesús, dice la palabra de Dios que en el cielo apareció una señal, una nueva estrella brillante que Dios puso en el firmamento anunciando la llegada del Mesías anunciado por los profetas; una estrella en el occidente que impresionó a los sabios y que sirvió como señal a los magos de los días de Cristo para llegar a Belén.

Los rollos sagrado de Israel ya anunciaban su venida.

Esa estrella estaba  dando la posición exacta en donde encontrar, como nos describe el evangelio de Juan 1:9 “la luz verdadera que alumbra a todo hombre”.

La primera venida de Jesucristo, trajo salvación a todos los que creen en Él y lo reciben como Señor, Él es la estrella resplandeciente de la mañana, la luz del mundo, y si tú crees en su palabra, tu corazón encontrará reposo y consuelo en tus adversidades.


“Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová, en la tierra de los vivientes, aguarda a Jehová, esfuérzate y aliéntese tu corazón, si, espera a Jehová” Salmo 27:13,14

 

(31)

Año Nuevo y el mundo que vivimos

Enfrentando los contratiempos

“Y Moisés dijo al pueblo: No temáis; estad firmes, y ved la salvación que Jehová hará hoy con vosotros; porque los egipcios que hoy habéis visto, nunca más para siempre los veréis. 14Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.”
Éxodo 14:13/14

Hay cuatro puntos importantes escritos en las palabras de Dios que queremos compartir con usted que lo ayudarán a enfrentar  contratiempos:
1º) Hay que tener paciencia. Santiago 5:11 dice: “He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.”   Lo que oímos de la paciencia de Job nos sirve para aprender a cómo actuar ante los problemas. Él pasó por terribles situaciones, pero con paciencia y sin rendirse salió adelante y su postrer estado fue mejor que el primero.
2º) Hay que aplicar coraje. Usted tiene que saber que todos los días su comunión debe ser íntima con Dios.  Debe confiar en Dios en todo, porque Él es quien le da la fuerza para triunfar y el coraje para vencer.  Él es el que le da el valor para no rendirse ante la adversidad. Tome su Palabra con fe y declárela ante la adversidad con coraje.  
3º) Hay que ser obediente a la Palabra.   Dios le dijo a Abraham: Vas a tener hijos, descendencia”.  Pasaban los años y no aparecían, sin embargo, la fe estaba porque sabía que Dios era poderoso para darle lo que le había prometido. Él tomó la Palabra con fe y fue obediente aún al enfrentarse a contratiempos.
4º)  Hay que confiar en la voluntad de Dios. La voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta y no hay que rendirse, aflojar ni abandonar. La confianza en Dios es el arma más fuerte que usted tiene.  Como a Moisés que le vino el ejército más poderoso de la tierra, pero confiaron en Dios, y pasaron por tierra seca.  Los que confían en el Señor tendrán nuevas fuerzas, caminarán y no se cansarán, correrán y no se fatigarán, levantarán alas como de águila. Ha llegado el tiempo que avance, que crezca, que tenga grandes conquistas.

¡Nunca se rinda!  Él que vive dentro de usted es mayor que él que está en el mundo.  Él que está en el mundo va a trabajar detrás de las circunstancias para hacerle creer que no hay salida, que no hay victoria, ¡pero no le crea! Usted es un vencedor de circunstancias. Tenga paciencia, aplique coraje, sea obediente a la Palabra y confíe en la Voluntad de Dios, los contratiempos no podrán detenerlo.  Amén.

 

1

(32)

“Confía en Jesucristo”


"Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas."
Proverbios 3:5-6

Toda inteligencia y capacidad personal tienen que estar sujetas a Dios, la Palabra y la guía del Espíritu Santo. De esta manera todo se transformará en sabiduría. La palabra dice que debemos reconocer a Dios en todos nuestros caminos. Debemos honrar su Palabra y ponerla como prioridad en nuestra vida. Es como plantar semillas que van a producir cosecha.
En Proverbios 3:5 y 6 dice que tenemos que fiarnos de Dios de todo nuestro corazón, no tenemos que apoyarnos en nuestra prudencia, tenemos que reconocerlo en todos nuestros caminos. Y como consecuencia él va a enderezar nuestras veredas, nuestros caminos.

Todo esto hará que la gente vea a Dios en nuestra vida. Si aprendemos a reconocer a Jesucristo en nuestro diario andar, es extender el reino de Dios. Que él va a enderezar tus veredas quiere decir que hay cosas que están torcidas y Dios las va a enderezar. Hay cosas que humanamente las vemos como que no tienen salida, pero si confiamos en Dios, él nos promete que si tienen salida. 
Debemos sembrar lo mejor y confesar lo mejor, porque tus palabras son semillas, tus acciones son semillas, iras reconociendo a Dios y lo honraras en tus caminos. Será entonces el momento en que Dios endereza lo que estaba torcido. Si estabas enfermo te sanará, si estabas oprimido te libera, si estabas confundido te aclara la mente con la revelación de la Palabra de Dios, para que puedas caminar de victoria en victoria, de gloria en gloria. 
Él va a dirigir tus pasos y te dará lo mejor. Él es el creador de toda cosa nueva y nos pide que le demos lo mejor, que sembremos en abundancia para que tengamos la cosecha. Porque es una ley espiritual y la ley espiritual se va a manifestar en tu vida.

 

1

(33)

Aprender a recibir las cosas de Dios
 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo.”
Efesios 1:3


Todo lo que vas recibiendo de parte de Dios, lo tienes que trasmitir con palabras. A donde tú vayas, libera palabras de bendición, libera la Palabra de Dios, porque todo va fluyendo a través de esa palabra que viene para traer resultados. Porque si tú las guardas, retienes los resultados. Dios te quiere ver hablando de fe, amor, sabiduría, paciencia, esperanza de Dios, porque él dijo que teníamos que llenar la tierra. 
Por el otro lado, el reino de las tinieblas ha llenado demasiado este mundo con palabras que vienen del mismo infierno, que vienen de la maldad. Eso hay que removerlo porque hay que establecer lo de Dios. Tú puedes hacerlo desde lo personal, desde tú interior hacia tú alrededor. Por eso no hay que culpar a nadie de nada. Porque tú debes hacerte cargo del desarrollo de tu vida, de la libertad que tienes que vivir, de la gloria que tienes que extender y de la bendición que tienes que dar. Si aplicas bien la Palabra de Dios  se extenderá y ella se encargará de poner las cosas en orden. Así empieza la Biblia, la tierra estaba desordenada y vacía pero Dios habló y todo se ordenó.  
Así es tú vida, está hecha para hacer la obra de Dios en esta tierra. Cuando tú hablas la palabra correcta y con autoridad, lo que estaba desordenado se empieza a ordenar y lo que estaba oscuro se empieza a aclarar. Porque tú hablas, porque crees y después pasan las cosas. 
Hay gente que quiere ver primero que pasen las cosas y después empiezan hablar, pero eso hace el mundo.  El sistema del mundo es de lo que ve habla y ve pasar cosas malas, habla lo malo y se viene peor la cosa.  Porque habla eso que está creyendo.  Al inverso nosotros que representamos a Dios en la tierra tenemos que llenarla de la presencia y la gloria de Dios y tenemos que hablar la Palabra de Dios.  Cuando la Palabra de Dios fluye con poder, no va a ver dentro de tu familia ninguna forma ni clase de maldición.  Porque tú eres el bendito que habla del poder del cielo y la bendición de Dios y todo lo malo se va a revertir en bendición. Vas a ver la bendición de Dios en tú vida y en tu familia.  Tú espíritu estará conectado con el Espíritu de Dios para que todo lo que estás creyendo en tú corazón lo hables. 
A medida que comprendas esta verdad,  te darás cuenta por qué las leyes espirituales pueden gobernar las leyes naturales, porque el poder del espíritu comienza a gobernar las cosas físicas.  Cuando las comprendes comienzan a suceder en tú vida.
Pero recuerda, para que tengas algo para sacar desde tú interior, primero tienes que recibir aquello que viene de Dios. No desaproveches las bendiciones que han venido a tu vida por haber creído en aquel que es poderoso para hacer mucho más abundante todo en tú vida.

 

1

(34)

UN GRAN TERREMOTO

Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron.” Hechos 16:26
Luego de ver en los medios de comunicación, el resultado de un terremoto, es de imaginarnos la experiencia que deben tener en sus vidas aquellas personas que pasan por esta situación aterradora.
La biblia nos relata en el libro de Los Hechos, que en una oportunidad Dios utilizó un terremoto en una cárcel para acercar al evangelio a algunas personas.
Silas un cristiano de Jerusalén, que acompañó a Pablo en su segundo viaje misionero, fue encarcelado junto con Pablo en Filipos, primera ciudad europea que oyó a un misionero cristiano. Cerca de la medianoche, retumba en la prisión un terremoto, se abren las puertas de los calabozos y se sueltan las cadenas de los presos.
El carcelero al comprobar que Pablo y Silas no habían escapado y habiendo presenciado del poder de Dios, preguntó, “Que debía hacer para ser salvo” (16:30).
“Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.” (16:31).
Esa noche el carcelero y toda su familia, aceptaron a Cristo en sus vidas y se bautizaron.
Todo comenzó con un terremoto, y esto nos dice, que en la vida de las personas toda dificultad que se les presente, trae aparejado de una mayor decisión de aceptar el evangelio, llegar a tener fe a través de los problemas.
Dios nos pide un tiempo de ayuno y oración para fortalecernos y acercar el evangelio a aquellas personas que están encadenadas y prisioneras del pecado, expresarles tu compasión y hablarles de Jesucristo.

.

1

(35)

HAY MUCHO PODER EN TU BOCA

Hay mucho poder en tu boca, y ha llegado allí porque primero se reveló en tu corazón. ¿A qué me refiero? A la Palabra de Dios que entra en tu vida cuando tu la oyes, luego pasa a tu corazón donde es guardada para que finalmente salga por tu boca y bendiga no sólo tu vida sino la de los demás. Como enseñanza es que tienes que tener la autodeterminación de que siempre fluya la Palabra de Dios a través de tu boca. De día y de noche, en todo tiempo y bajo cualquier circunstancia debe hablar la Palabra de Dios. En cuanto a lo que Dios quiere revelarse en nuestro interior, no hay un fluir de eso si no nos ponemos a meditar día y noche en la Palabra. Puedes ir colocando los pensamientos de Dios en tu manera de pensar. Tal cual son tus pensamientos, así será tu vida. Y esos pensamientos tienen que estar de acuerdo a lo que Dios piensa de tu manera de vivir. Olvídate de la vieja historia de tu vida ¡Deja el pasado atrás y vive de acuerdo a los pensamientos de Dios! Mira, cuando el pueblo de Israel salió de la esclavitud, salió del desierto, y tenía que entrar a la tierra prometida, ellos tuvieron que cambiar su manera de pensar. ¿Por qué? Porque estaban atados al pasado. Necesitaban renovar su mente con lo que Dios les iba hablando para poder fluir a diario y no salirse de los planes que Dios tenía para ellos. Dios quiere ver fluir a través de tu vida cosas grandes. Por eso es necesario que de día y de noche medites en su Palabra. A veces, cuando te despiertas en medio de la noche, es para que medites en la Palabra y no para que te pongas a pensar en algunos conflictos que tienes en tu vida. Porque eso te llenará de preocupación y no podrás dormirte con gozo y con alegría sino estarás pensando y aceptando cosas que no cambiarán. Tienes que reflexionar en aquello que tenga que ver con la Palabra de Dios. En Juan 15:7 Jesús nos dejó una promesa maravillosa: si permanecemos en él y en su Palabra, todo lo que pidamos será hecho. Debemos poseer las promesas de Dios para meditar en Su ley día y noche y poder fluir en ella siempre. “Estoy seguro que tu vas a caminar en niveles de autoridad espiritual donde el enemigo sabrá que hay más a favor de tu vida que los que están en tu contra, y que tienes una garantía de triunfo.

 

1

(36)

PONIENDO LA MIRA EN LAS COSAS DE DIOS

 “Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres.”
Mateo 16:23

Cuando aparece algún tropiezo mientras esperas algo que Dios quiere decirte, ¿Cómo se manifiesta tu fe?.
¿Pones tu mirada en las cosas como aquellos que no tienen a Dios o miras como Dios mira?
Observa que quiso decir Jesús en este pasaje Bíblico.
Lo que Jesús le estaba diciendo a Pedro era: “Dios tiene un plan con mi vida, yo vine a cumplir el propósito de Dios y en los años que estuvimos juntos te los estuve revelando. Y ahora que lo voy a cumplir ¿me dices que no lo haga?”
Si lees los versículos anteriores. Veras que Pedro miró las cosas como las miran los hombres, le dio pena, lástima por la amistad, el compañerismo o una cuestión sentimental. Pedro no quería que Jesús fuera a la cruz, por los sentimientos que tenía hacia él.
Pero si hubiera mirado las cosas como Dios las miraba, tendría que haberle dicho: “Apúrate para ir a la cruz porque nos vas a salvar a todos. Apúrate porque cerca de la cruz está la tumba que la vas a dejar vacía. Vas a vencer a la muerte, al diablo, al pecado, ¡vas a vencer y vas a triunfar! Vas a resucitar a una vida nueva y la vas a impartir en los corazones de los que creen.” Sin embargo, por no mirar las cosas como Dios las mira, Pedro tuvo otra opinión.
Cuando tu miras toda situación que te rodea, lo primero que tiene que fluir en tu mente es en dar, y querer repartir de lo que Dios te ha dado.  Tu  tienes más que suficiente de parte de Dios para levantarte y multiplicar la semilla en tu vida, para levantar cosecha y ser de bendición. Para que aquellos que no tienen luz e ignoran, puedan ver que Dios te levanta  bien de abajo y te pone bien arriba.
Él te ha de prosperar en espíritu, alma y cuerpo, también en tu economía y familia. Esto te posiciona en un lugar de bendición y la Palabra dice que estarás arriba y no abajo. Pon tu mirada en las cosa de arriba. Ellas te llevarán hacia la bendición de Dios.

 

1

(37)

UNA HERRAMIENTA PODEROSA

“Y la esperanza no avergüenza; porque el amor de Dios ha sido derramado
en nuestro corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado.”
Romanos 5:5

Las relaciones interpersonales afectan nuestra vida más que cualquier otro recurso que Dios nos haya confiado.  Para manejar con éxito estas relaciones, familia, vecinos, amigos, compañeros de trabajo, etc., contamos con la guía de la palabra de Dios. Ella nos ilumina y nos da revelación para hacerlas fructíferas y productivas.  Utiliza el amor incondicional de Dios. Tu tienes ese don tan excelente en tu vida. Es la forma más segura de generar un nivel de influencia con los hijos para que puedan servir a Dios efectivamente, con tu esposa para que cada día camine más cerca de Dios, con los amigos y la familia para que alcancen la salvación. Hoy debes comenzar colocando metas de amor en tus relaciones y elevará tu calidad de vida. Perfecciona el amor y habrá resultados saludables en todas las áreas de tu vida.

 

1

(38)

JOB 19:25-27
PALABRA PROFÉTICA DE LA RESURRECCIÓN DE CRISTO Y DE SU IGLESIA

Versículo 25
 “Yo sé que mi redentor vive” En este momento JOB está bajo la inspiración especial del Espíritu Santo y hablaba proféticamente.
La profecía no estaba dirigida a señalar el futuro de  la prosperidad de JOB, sino mas bien está hablando de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo y la salvación de toda la humanidad. 
El Dios viviente quien tiene las llaves del infierno y de la muerte.
El creador y Señor de los espíritus de toda carne, el principio y sostén de toda vida.
 “Y al fin se levantará sobre el polvo”
Palabra profética que nos habla cuando Dios venga a Juzgar a los vivos y a los muertos. (1º Corintios 15:51-58)

Se levantaráse pondrá de pie para dictar sentencia en el juicio final.
También nos está hablando de la resurrección de Cristo de entre los muertos.
Sobre el polvo dice el Salmo 30:9 “Que provecho hay en mi muerte cuando descienda a la sepultura? ¿Te alabará el polvo?, es decir los muertos, en la resurrección de Cristo tenemos victoria sobre el pecado.

Versículo 26
“Y después de deshecha esta mi piel”
Aquí se refiere a nuestra antigua persona, a las enfermedades y aflicciones antes de conocer a Cristo.
 “en mi carne he de ver a Dios”
Cuando Cristo venga a buscar a su iglesia, me levantaré de entre los muertos, teniendo un cuerpo renovado, lo veré con ojos de un cuerpo renovado.
Job dice lo que tengo ahora está convertido en polvo.
 “al cual veré por mí mismo”
Cuando Cristo venga por su iglesia, en la resurrección de los muertos
.
Versículo 27
“mis ojos lo verán”
La misma persona que fue enterrada entre los muertos,  resucitarán en Cristo en un nuevo cuerpo, un cuerpo celestial, nuevos ojos para ver a Dios en su gloria.
“y no otro”
Un extraño, un ateo, alguien que no tiene ninguna relación con Dios, alguien que negó a Cristo, que no cree en sus milagros.
 “aunque mi corazón desfallece dentro de mi”
Nos habla de personas que aparentementeestán al borde la muerte, solamente tienen que creer que Jesucristo puede hacer un milagro en sus vidas. (como dice el salmo 23 “valle de sombras”)
Dios los bendiga

1

(39)

1

Dice la palabra de Dios en el Libro de Levítico Capítulo 23, que Dios diseñó siete fiestas solemnes. Estas fechas señaladas por Dios estaban dentro de sus decretos y mandatos para su pueblo Israel, donde les daba instrucciones precisas de cada una de ellas.
En este tiempo los cristianos celebramos la pascua de resurrección de nuestro Señor Jesucristo, pero en los primeros años del cristianismo se festejaba a la par de la Pascua Judía, una de las fiestas más importantes (la Pascua Hebrea que conmemoraba la salida del pueblo judío de la esclavitud en Egipto, Éxodo 23:15).
Recién en el Concilio de Nicea (325 d.C.) se llega a una resolución al respecto y se establecen determinas normas en cuanto a la celebración de la Pascua de resurrección.
Si bien para Israel La Pascua recuerda en Éxodo 12:5 el sacrificio de un cordero muy especial cuya sangre debía usarse como señal para identificar sus casas y Dios pasara por alto sus hogares y así librarse de la muerte.
Para los cristianos celebrar esta Pascua, es recordar que Dios prometió enviar a un hombre que no se le encontraría mancha ni defecto, que sería sacrificado en lugar de un cordero, como era también costumbre de los judíos. Ese hombre se llamó Jesucristo, el cordero de Dios; “El siguiente día vio Juan a Jesús que venía a él, y dijo: He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.” Juan 1:29.
La costumbre de sacrificar corderos en el Antiguo Testamento en la celebración de la Pascua, era un anticipo del Cordero que vendría a darnos salvación y redención a través de la fe, arrepintiéndonos de nuestros pecados y aceptando a Jesucristo como nuestro Señor.
La Pascua cristiana nos recuerda el sacrificio de Jesucristo por cada uno de nosotros y su resurrección al tercer día como sacrificio perfecto para salvación hacia todas las personas.
“Limpiaos, pues de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.” 1 Corintios 5:7

 

1

 

(40)

Dios te enseña cómo tratar tus desvelos y pensamientos que te agobian
Salmo 119:147

Estás en tu habitación y todavía no ha amanecido, piensas que es demasiado temprano para levantarse, acomodas tu almohada y das vueltas esperando dormir, y lo más agobiante es tu pensamiento, repasas en tu mente una lista de trabajos que tienes que realizar durante el día, y que ya está pronto en venir; te sientes abrumado y preocupado, tu mirada extendida hacia arriba y piensas debería estar durmiendo.
Hoy la palabra de Dios te trae un mensaje para que reflexiones sobre esos pensamientos que te agobian y atan tu mente a la preocupación.
Veamos que dice la palabra de Dios: “Me anticipé al alba, y clamé; esperé en tu palabra” hace ya miles de años un salmista escribió estas palabras, sabiendo que Dios tendría que ocupar totalmente sus pensamientos, en noches de preocupación y desvelo. El salmista declara que sus ojos se anticipaba a las vigilias de la noche. En el versículo 148, expresa “Se anticiparon mis ojos a las vigilias de la noche” es decir ir delante de las vigilias. Antes que el vigilante cante la hora, yo estoy despierto, meditando en tus palabras. Los judíos dividían la noche en tres velas o vigilias, que empezaban cuando para nosotros son las seis de la tarde, y constaban de cuatro horas cada una. Más tarde los romanos les enseñaron a dividirla en cuatro vigilias de tres horas cada una.
Cuando a tu mente vengan preocupaciones en tus horas de descanso, recuerda las palabras del salmista y medita en la palabra de Dios, el salmista no permitía esos malos pensamientos que tanto te agobian, que las cosas de Dios ocupen totalmente tus pensamientos, y recuerda que lo primero que hacía el salmista al levantarse, antes de ocuparse de otro asunto, era orar. Dios te bendiga.

1

(41)

EL TRABAJO EN LA CARCEL UN MANDATO DE DIOS

La palabra de Dios, dice que donde abundo el pecado, sobre abundo la gracia y esa a sido mi experiencia en los 16 años que llevo entrando en las cárceles.
Por mi servicio a Dios, he tenido que vivir en varias ciudades de España, y una de las cosas que primero he hecho al establecerme en el ministerio en la obra de Dios, ha sido la asistencia a la prisión, donde Dios me ha dado la oportunidad de hablar del amor de Dios, a cientos de personas privadas de libertad, por diferentes delitos, y así es como he podido caminar, por el interior de diferentes cárceles, andando por pasillos, módulos, patios, aulas, salones de actos, capillas, talleres ocupacionales, módulos de enfermería y hasta celdas, módulos de aislamiento, etc.
Recordando las palabras de Deuteronomio 11:24, “todo lugar que pisare la planta de vuestro pie será vuestro” y confiando en esta promesa orando y tomando autoridad desde dentro de la cárcel, pidiendo al Señor, que me entregara las almas de aquellos hombres, para llevarlas a Cristo y que la palabra de Dios que no está presa corriera por los módulos y glorificara a Cristo.
Siendo la primera cárcel, la de mujeres en Brieva (Ávila) donde hicimos un concierto de música cristiana y pude dar testimonio de cómo Dios me libro de estar preso en las drogas, de ahí fue el trampolín que me iniciaba en este ministerio, que tan emocionantemente me cautivo, de ahí pase al C.P. de Segovia, Alcalá Meco (Madrid II) preventivos, Navalcarnero, Nanclares de la Oca (Vitoria), C.P. Logroño, El Dueso (Santander), la provincial de Santander, villabona (Asturias), C.P. Teixeiro y Monterroso (Galicia).
En todos estos años he podido ver como la gracia de Dios se ha manifestado de una forma especial, pudiendo así, obedecer el mandato del Señor Jesucristo, de visitar a los presos; hebreos 10:34 – 13:3, mateo 25:36 (el juicio a las naciones)
Muchas han sido las pruebas y situaciones, que no han hecho sino afirmar la Fe de que Dios es poderoso y puede transformar cualquier corazón por duro que sea y saber que el trabajo nunca es en vano.
Pudiendo dar testimonio tanto a directores como a funcionarios, así como a presos pues todos compartimos la misma necesidad de conocer a Dios, por causa de nuestra naturaleza caída y pecaminosa, todavía recuerdo en cierta ocasión en uno de los penales que cambiaron a subdirector de seguridad y con este cambio cambiaron también algunas normas, como prohibir acercarse a las ventanas del patio a menos de un metro, prohibir las cintas de casset que no fueran transparentes, etc.
Esto provoco una reacción en cadena de los internos pues veían restringidos algunos de sus privilegios, en ese penal yo reunía a los internos de diferentes módulos en el salón de actos, según iban llegando de los diferentes módulos nos íbamos saludando etc., pero ese día solo venían hablando de las normas nuevas, la cosa fue subiendo de tono y yo tenía que empezar la reunión pero veía que el diablo estaba tomando ventaja, y por un momento pensé estos se me amotinan hoy aquí, Señor que hago, pensaba, a la vez que oraba, y Dios me dio en ese momento una palabra que se encuentra en efesios 6:12 donde dice que no tenemos lucha contra las personas (carne ni sangre), sino que la lucha es espiritual(huestes de maldad en las regiones celestes), y así por la gracia de Dios, pude hacerles entender que la guerra no era con el director de la prisión, ni con los funcionarios, que hay un mundo espiritual que no vemos con los ojos de la cara, pero que es tan real, que se puede sentir.
Que el enemigo de las almas está empeñado en hacernos caer en lo más bajo, caer en desesperación, y que no tengamos Fe, que nos odiemos unos a otros, buscando competir a ver quién es el más fuerte ó poderoso y así vivir sintiendo el desprecio de y hacia nuestro prójimo.
Para concluir esta anécdota al marchar de aquella reunión, le entregue las llaves al funcionario, y los internos se despidieron unos de otros con saludos y abrazos en el pasillo desde donde están las puertas que llevan a los diferentes módulos, y pude ver la cara de asombro del funcionario mirándome, como diciendo que les a hecho este.
Sabiendo él, en qué condiciones llegaron a la reunión, y de qué manera tan pacifica, marcharon con alegría y paz después de haber escuchado la palabra de Dios.
En otras ocasiones hemos sido estorbados, por el enemigo impidiéndonos hacer las reuniones con los internos en los lugares apropiados para ello, intentando desanimarnos, teniendo que hacer la reunión en un pasillo de pie, o en el mismo patio, haciéndolo con gozo, al ver la necesidad de tantas personas ajenas al amor de Dios, y tener en mi mente la imagen de unos pajarillos en el nido con sus bocas abiertas, esperando que su madre los alimente.
E tenido tantas veces esta experiencia de hambre de la palabra de Dios, en un grupo de presos, que me ha llevado a la tristeza, ver la indiferencia, con la que muchos están ante esta misma palabra en un culto en la iglesia.
E tenido el testimonio de presos, que experimentaron la visita de Dios a sus vidas en la soledad de la celda, sintiendo el gozo de conocer la verdad, y que esta verdad les haga libres, me lleno tanto de alegría una carta de un hermano que ya partió con el Señor, que me decía en su carta que los momentos más felices de su vida, los había pasado en una celda con una biblia entre las manos, el cual pude conocer a través de verlo en el patio por una ventana a la hora de mi salida a la calle, mientras que esperaba que el funcionario me abriera la puerta, abrí la ventana y lo salude, le dije de donde era y a que venía yo a la prisión, que si quería que nos conociéramos mejor que me diera su nombre para apuntarlo en la lista.
Entre las cosas de las que hablamos me dijo que él no tenía paz, a lo que yo le respondí, yo conozco a alguien que te puede dar la paz que tú buscas, mira la semana que viene te llamo y hablamos, y así fue como, a la semana siguiente asistió por primera vez a escuchar lo que Dios tenía que decirle, desde aquel día siguió saliendo a todas las reuniones, y pudo tener un encuentro con Dios, que marco su vida, al tiempo le invitaba a que nos compartiera algo de lo que Dios le había hablado en la semana, pues yo veía que tenia de Dios para dar.
Este hermano tenía cáncer y el no lo sabía, pero Dios ya lo estaba preparando para hacer de él su hijo y llevárselo con El.
Pude comprender como Dios trabaja, y que nada es por casualidad, que Dios ya lo había escogido y que nuestro encuentro a través de la ventana, entraba dentro de los planes de Dios.
Ver como Dios cambia los corazones, este hombre salió en libertad, se reconcilio con su familia, pidió perdón por sus errores, conoció su enfermedad y al poco tiempo murió, pero se marcho de este mundo con la paz, que nunca en su vida pudo tener y jamás imagino que pudiera existir.
Así que estas son algunas de las aventuras que he vivido, de este mandato de Dios a su pueblo de acordarse de los presos y en obediencia a esta palabra, ir a darme por ellos, pero a su vez salir con la sensación de haber recibido yo en lugar de ellos, que son muchas las veces que me a pillado la hora del recuento y todavía estar en el patio, teniendo que decir al funcionario que le sobra uno.
Ministrando a las personas, aconsejando, orando etc. Por eso quiero animar a que podamos participar de este ministerio tan hermoso, que estemos dispuestos a ir a los módulos donde no quiere ir nadie, con la Fe de que Dios puede hacer su obra en cualquier persona, si yo he podido cambiar, cualquiera puede, sabiendo que es por su gracia. RAIMUNDO FRANCÉS

 

1

(42)

La incredulidad lo separa del milagro
“No pudo hacer allí ningún milagro, salvo que sanó a unos pocos enfermos poniendo sobre ellos las manos. Y estaba asombrado de la incredulidad de ellos”.
Marcos 6:5 y 6

En Marcos 6:5-6 la Biblia cuenta que cuando Jesús pasó por Nazaret no puedo hacer muchos milagros por causa de la incredulidad de la gente.  Él no había perdido el poder ni la voluntad de poder manifestar lo mejor de Dios en ese lugar, era la gente que lo limitó. Porque todo lo que Dios ha puesto disponible para cada uno de sus hijos, siempre está allí. La diferencia entre los que lo reciben y los que no lo reciben es la fe o la incredulidad que exista en el corazón de ellos.
Usted no tiene que limitarlo con cuestionamientos, razonamientos y con una mente carnal, tiene que creerle completamente diciendo: Dios lo dice yo lo creo. No le dé lugar a la incredulidad porque lo separa del milagro.
Fíjese que Jesús se asombró de la incredulidad de ellos. Así como se agrada en la fe, se asombró de la incredulidad. En otras oportunidades había sanado multitudes y la Palabra dice que sanó a todos los enfermos. Ellos creían que recibirían el milagro. Pero en esta ocasión pudo sanar sólo a unos poco que creyeron en él aunque no lo diga expresamente la Palabra. Los que no creyeron, no recibieron. 
Mientras vaya alimentando su vida interior con la palabra de Dios y vaya renovando sus pensamientos cambiará el punto de vista de las cosas.  Al ponerse del lado de Dios, empezará a ver las cosas desde el punto de vista de Dios y no de la gente o de la mente natural. Del lado de Dios su vida está completa. Dios lo ve sano, salvo, saludable, fuerte y próspero. 
Facilítele la tarea a Dios de aquello que él ve completo en usted. Permita que se haga realidad en su vida. No lo arruine con la duda o la incredulidad.
Por eso Pablo y Silas usaron su boca para orar, declarar, cantar y bendecir a Dios en vez de dudar o tener temor, y toda la gente vio en ese lugar que Dios intervino. Hizo algo grande y empezaron a cambiar las cosas.  
Cuando habla las cosas que Dios habla, las hace suyas y esa palabra comienza a manifestarse con poder. Usted comenzará a formar un mañana de bendición y un futuro de victoria.  
Tiene que analizar bien lo que habla para empezar a cambiar sus circunstancias. Hable lo que Dios habla. Ponga en línea con la Palabra de Dios su manera de pensar y su manera de hablar cambiará y fluirá en la abundancia de su corazón. 
No use la boca para formar un camino de derrota, de fracaso donde después se va acomodando a la misma forma que vive todo el mundo. Usted es una persona que Dios ha elegido y ha marcado para hacer una diferencia. Usted tiene que traer algo del cielo, revelar algo del reino y manifestar algo de bendición.  No deje que su milagro se pierda por la incredulidad. Créale a Dios, él habló y así será hecho.

1

“Todavía hay esperanza” (43)
Hay quienes piensan, que las situaciones penosas en que se encuentran se asemejan a un obstáculo difícil de superar; que ya es tarde para tomar otro rumbo y no hay solución.
Se sienten esclavos de vicios destructivos, creen que no pueden ser perdonados y sin posibilidad de salvación, reconocen que se equivocaron de camino y se sienten demasiados viejos para cambiar.
La Biblia nos enseña, que estos pensamientos de resignación no pertenecen al mundo espiritual, por lo tanto, la idea de soportar y continuar con este sufrimiento, es una mentira.
Todo camino erróneo tiene salida, nadie es tan malo que no pueda cambiar y nadie es demasiado viejo para cambiar a un rumbo nuevo.
Un camino puede ser malo, pero no por eso tenemos que seguirlo hasta el fin, hay veces que el orgullo es el obstáculo para reconocer y confesar que está equivocado y desesperado.
¿Sabe Ud. que Jesucristo es la solución para todos sus problemas?
Para Jesucristo no hay situaciones imposibles de solucionar, porque Jesucristo mismo es la salida.
No hay necesidad de continuar resignados a una vida equivocada.

No tengas miedo al cambio, Dios quiere darte otra oportunidad, no te resignes, hay salida para cada situación difícil de tu vida, con Dios será una historia diferente, todavía hay esperanza

1

FUNDAMENTOS DE LA FE / 44

“1 Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve. 2. Porque por ella alcanzaron buen testimonio los antiguos. 3. Por la fe entendemos haber sido constituido el universo por la palabra de Dios, de modo que lo que se ve fue hecho de lo que no se veía.”
Hebreos 11:1-3

La fe es fundamental y es alimentada por la Palabra de Dios. Por eso la Escritura dice que la fe viene por el oír y el oír la Palabra de Dios. Al ir oyendo la Palabra usted recibe como un impulso de parte del Señor para animarse a caminar hacia su destino. Abraham tenía 75 años y ya estaba cerrando el ciclo de la vida y parecía que sólo tenía una familia que casi terminaba en ellos dos (Él y Sara) y nada más. Dios le habla que iba a tener una descendencia, que de él nacería una nación grande, y que él sería bendición para todas las familias de la tierra. Él le cree y se encamina en ese plan, cree en ese destino. El tiempo fue pasando y sin embargo, él no ve nada pero tiene la fe puesta en el Señor. Cuando uno tiene la confianza puesta en el Señor y en su Palabra sabe que Él no le va a fallar, que no lo va a defraudar. Abraham no estaba mirando a una ciudad que se había edificado con ladrillos sino que miraba algo espiritual, cuyo arquitecto, el que planifica todo y el constructor, es Dios. Aunque él transitaba por el desierto y no había nada edificado, sino sólo tiendas, podía ver con los ojos de la fe. Él iba moviéndose en un nivel espiritual, sabiendo que Dios estaba construyendo algo poderoso. 
Aunque sus ojos naturales todavía no vean nada, comience a ver con los ojos de la fe. El que planifica todo es Dios, él es quien lo construye. Nosotros vamos recibiendo en nuestro interior ese plano, esa guía para ir moviéndonos en esa dirección. Y todo lo que Dios va operando en su vida es para que usted descubra ese tesoro que hay en su interior, para que se vaya manifestando Cristo y su gloria a través de su vida. Abraham dejó la mejor ciudad en la que podía vivir, Ur de los caldeos y caminó por el desierto. Hasta tuvo que dormir en carpa. Pero iba feliz y gozoso porque iba tras del sueño de Dios.
Por eso hoy quiero que sepa que la fe es fundamental para alcanzar el sueño de Dios para su vida. La fe es ver, lo que no se ve con los ojos naturales. Usted ve algo que todavía no se ha manifestado en lo natural, pero que se manifestará si usted sigue creyendo. Y si Dios lo dice, así será. Sólo tiene que creer.

1

 

 

Página Principal