volver a estudios bíblicos Página Principal

 

La influencia del pecado en el mundo

1

 

En los últimos años estamos presenciando como la maldad y la violencia se han multiplicado, alcanzando límites de intolerancia en casi todos los países del mundo.

El pecado es la respuesta a la calamidad de ver a millones de niños abandonados en la calle, familias destruidas por la infidelidad conyugal, la droga en constante ascenso, la pornografía, el alcohol, las guerras, las intolerancias raciales y religiosas, etc.

Dios a través de su palabra nos permite dar respuestas de la influencia del pecado en la vida de los hombres, donde el resultado final son las calamidades que afectan a toda la humanidad.

 

Veamos cual es su mensaje

El Libro de Génesis nos detalla que Dios, luego de terminar su plan divino (Génesis Capítulo 1), decide crear al hombre a su imagen y semejanza (Génesis Capítulo 2), Dios le da al hombre un lugar para vivir, llamado el huerto del Edén para asegurarle su felicidad y sustento diario, pero tendría que obedecer a Dios en cuanto al cumplimiento de leyes espirituales, para ser agradable a los ojos de Dios.

La palabra de Dios dice “16. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17. Más del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.” Génesis Cap. 2.

Es a partir de este momento que Dios le da la oportunidad al hombre de ser libre y tomar decisiones de acuerdo a la ley de Dios.

En el Capítulo 3 de Génesis, podemos ver como el hombre tomando sus propias decisiones se hizo posible el pecado, y el juicio de Dios cayó sobre su vida; su rol era ser obediente a las leyes de Dios y a la misión que tenía que cumplir en la tierra.

Para que el hombre no cayera en pecado, Dios tendría que haber cambiado su plan y privar al hombre de su libertad y el resultado hubiera sido, privarlo de sus propias emociones, incapaz de amar, falta de conciencia propia, no desarrollar su propia inteligencia, y convertirlo a un estado de esclavitud.

Entendemos que Dios no es responsable del mal uso de la libertad, el hombre toma sus propias iniciativas y se aleja del Plan de Dios, negando así su existencia y el pecado comienza a habitar en su vida.

El pecado es la peor tragedia en la vida de las personas, ya que es una decisión voluntaria de negar a Dios.

Buscar respuesta a las injusticias del mundo, las encontramos en el resultado del pecado del hombre ya que sus ideas de gloria y poder, y llegar a lograr su propia satisfacción, lo han alejado de la santidad y del mandato de Dios.

 

Consentir la tentación, es un acto de voluntad propia y es el instante en que aceptamos la invitación de satanás al pecado.

 

Nuestro Señor Jesucristo nos enseñó que hay que rechazar toda ocasión de caer en pecado; todo comienza en pequeñas acciones que parecen insignificantes, pero el tiempo las va acumulando y terminan atados al pecado.


Con una vida en Cristo somos más que vencedores.

 

1