volver a estudios bíblicos página principal

 

Bautismo en nombre de Nuestro Señor Jesucristo

Rios de agua viva

1

El bautismo es una identificación con Cristo en su muerte y resurrección
Morimos al pecado, resucitamos a una nueva vida

 

Si eres cristiano ¿Por qué debes bautizarte?

Las personas que van a bautizarse frecuentemente se hacen muchas preguntas:

¿Que significa bautismo?

¿Por qué debo ir nuevamente al bautismo, si ya me bautizaron en la niñez?

¿Es acaso necesario que me bautice o puedo no hacerlo?

 

Para responder a todas estas preguntas, debemos buscar en la palabra de Dios, en las sagradas escrituras, en la Biblia.

La palabra hebrea equivalente a bautismo aparece primero en el texto de las leyes de la purificación (Levítico 11:25), casi siempre se traduce “limpieza” o “lavamiento”.

Los judíos bautizaban a los prosélitos.

Los prosélitos eran personas de origen gentil (no judíos) que hubieran aceptado la religión judía (Hechos 2:10) Aparentemente se hacía una distinción entre los prosélitos no circuncidados y los circuncidados.

Los circuncidados se identificaban totalmente con el judaísmo. 

Desde el comienzo de la era cristiana, los cristianos que aceptaban a Jesucristo en sus corazones, decidían bautizarse como un testimonio del nuevo camino que habían emprendido.

El Apóstol Pablo lo explica muy claramente, dice que el bautismo es una manera de simbolizar que hemos muerto al pecado y nacemos a una nueva vida totalmente distinta a la anterior, es decir una nueva vida renovada.

Dice la palabra de Dios en el libro de:

Romanos 6:3-5 “3. ¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? 4.Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucitó de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva. 5.Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;”

El bautismo representa la libertad del pecado, libertad que Jesús compró por nosotros en la cruz.

Dice la palabra de Dios en:

Colosenses 2:12 “Sepultados con él en el bautismo, en el cual fuisteis también resucitados con él, mediante la fe en el poder de Dios que le levantó de los muertos.”

A continuación vamos a ver, por qué es necesario que tomes ese paso importante para tu vida, que es bautizarte:

1)El bautismo es un mandato bíblico.

2)El bautismo es también una decisión personal.

3)El bautismo tiene sus comienzos en las primeras épocas del cristianismo.

“Porqué el bautismo es un mandato bíblico”

Desde el comienzo del cristianismo, los creyentes daban testimonio al mundo con sus vidas, recordando los discípulos las palabras y enseñanzas que les impartió Jesucristo antes de ascender a los cielos.

Dice la palabra de Dios en:

Mateo 28:16-20 “Pero los once discípulos se fueron a Galilea, al monte donde Jesús les había ordenado. 17.Y cuando le vieron, le adoraron; pero algunos dudaban. 18.Y Jesús se acercó y les habló diciendo: Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra. 19.Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo; 20.Enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo. Amen.”

Esta enseñanza fue llevada a la práctica como una forma de vida por sus discípulos, tal como lo relata la palabra de Dios, cuando nos dice que después de la predicación del apóstol Pedro en Pentecostés y en Jerusalén, se convirtieron al cristianismo una multitud de personas.

Dice el Libro de Los Hechos 2:41-42 “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas. 42.Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.”

Esto mismo sucedió, con el evangelista Felipe en Samaria predicando el evangelio.
En ese lugar había un mago llamado Simón que engañaba a la gente hacía mucho tiempo.

Dice la palabra de Dios en:
Hechos 8:12-13 “Pero cuando creyeron a Felipe, que anunciaba el evangelio del reino de Dios y el nombre de Jesucristo, se bautizaban hombre y mujeres. 13.También creyó Simón mismo, y habiéndose bautizado, estaba siempre con Felipe; y viendo las señales y grandes milagros que se hacían, estaba atónito.”

“El bautismo es también una decisión personal”

Nadie puede obligarte para que tomes el bautismo, es una decisión personal que nace dentro de tu corazón, cuando tomas conocimiento del evangelio y las bases bíblicas para entender lo que significa el bautismo.

Una de las preguntas que frecuentemente se hacen las personas que van a bautizarse, es:

¿SI FUI BAUTIZADO CUANDO NIÑO POR QUÉ DEBO HACERLO AHORA DE ADULTO?

La respuesta es, que cuando eras un niño tus padres que eran responsables de tu vida decidieron a que denominación religiosa pertenecerías, no te dieron la opción de elegir.

En cambio ahora eres consciente de lo que haces, y tomas tus propias decisiones.

En la Biblia encontramos un acontecimiento que seguramente tu te verás reflejado en el.

Veamos en el Libro de los

Hechos Capítulo 8:26-40 “Felipe y el etíope”

26.Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.
27.entonces él se levantó y fue. Y sucedió que un etíope, funcionario de Candace reina de los etíopes, el cual estaba sobre todos sus tesoros, y había venido a Jerusalén para adorar,
28.volvía sentado en su carro, y leyendo al profeta Isaías.
29.Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.
30.Acudiendo Felipe, le oyó que leía al profeta Isaías, y dijo: Pero ¿entiendes lo que lees?
31.El dijo: ¿Y cómo podré, si alguno no me enseñare? Y rogó a Felipe que subiese y se sentara con él.
32.El pasaje de la Escritura que leía era este:
Como oveja a la muerte fue llevado; Y como cordero mudo delante del que lo trasquila, Así no abrió la boca.
33.En su humillación no se le hizo justicia; Más su generación, ¿quién la contará? Porque fue quitada de la tierra su vida.
34. Respondiendo el eunuco, dijo a Felipe: Te ruego que me digas: ¿de quién dice el profeta esto; de sí mismo, o de algún otro?
35.Entonces Felipe, abriendo su boca, y comenzando desde esta escritura, le anunció el evangelio de Jesús.
36.Y yendo por el camino, llegaron a cierta agua, y dijo alto: Aquí hay agua, y dijo el eunuco: Aquí hay agua, ¿Qué impide que yo sea bautizado?
37.Felipe dijo: Si crees de todo corazón, bien puedes. Y respondiendo, dijo: Creo que Jesucristo es el Hijo de Dios.
38.Y mandó parar el carro; y descendieron ambos al agua, Felipe y el eunuco, y le bautizó.
39.Cuando subieron del agua, el Espíritu del Señor arrebató a Felipe; y el eunuco no le vio más, y siguió gozoso su camino.
40.Pero Felipe se encontró en Azoto; y pasando, anunciaba el evangelio en todas las ciudades, hasta que llegó a Cesarea.

 

"El bautismo tiene sus comienzos en las primeras épocas del cristianismo"

De la práctica del bautismo, podemos tomar como referencia histórica del cristianismo, el mismo momento en que Juan comenzó a predicar y bautizar en El Jordán. Esa es una de las razones por las que se le conoció como Juan el Bautista.

Dice la palabra de Dios en,

Marcos 1:4-5
4.Bautizaba Juan en el desierto, y predicaba el bautismo de arrepentimiento para perdón de pecados.5.Y salían a él toda la provincia de Judea, y todos los de Jerusalén; y eran bautizados por él en el río Jordán, confesando sus pecados.

El propio Señor Jesús nos muestra la importancia de ser bautizado cuando se dirigió a las aguas del Río Jordán donde Juan bautizaba, para ser bautizado.

Dice la palabra de Dios, en:

Mateo 3:13 “El bautismo de Jesús”
13.Entonces Jesús vino de Galilea a Juan al Jordán, para ser bautizado por él.
14.Mas Juan se le oponía, diciendo: Yo necesito ser bautizado por ti, ¿Y tú vienes a mí?
15.Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.
16.Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí los cielos fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.
17. Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quién tengo complacencia.”

Citas bíblicas

Romanos 6:3-5 “Muertos al pecado”

Colosenses 2:12 “Plenitud de vida en Cristo”

Mateo 28:16-20 “La gran comisión”

Los Hechos 2:41-42 “Primer discurso de Pedro”

Hechos 8:12-13 “Felipe anuncia el evangelio y bautiza”

Hechos Capítulo 8:26-40 “Felipe y el etíope”

Marcos 1:4-5 “Juan bautizaba en el río Jordán”

Mateo 3:13 “EL bautismo de Jesús”

 

"Para quién es el bautismo por inmersión invocando el nombre de Jesucristo"

Para los judíos (Hechos 2:36-38)
Para los samaritanos (Hechos 8:14-16)
Para los gentiles (Hechos 10:45-48)
Para los creyentes ya antes bautizados con otros bautismos (Hechos 19:1-5)
Para cuantos el Señor Nuestro Dios llamare (Hechos 2:39)

 

Jesucristo dijo que: “El que creyere y fuere bautizado, será salvo”

 

Página Principal