volver a estudios bíblicos Página Principal

 

LA ULTIMA VISION DEL PROFETA DANIEL

3

Dice la palabra de Dios, en el libro de: 2 Crónicas  Capítulo 36, versículos 22 al 23:


El decreto de Ciro: “Más al primer año de Ciro rey de los persas, para que se cumpliese la palabra de Jehová por boca de Jeremías, Jehová despertó el espíritu de Ciro rey de los persas, el cual hizo pregonar de palabra y también por escrito, por todo su reino, diciendo: Así dice Ciro, rey de los persas: Jehová, el Dios de los cielos, me ha dado todos los reinos de la tierra; y él me ha mandado que le edifique casa en Jerusalén, que está en Judá. Quien haya entre vosotros de todo su pueblo, sea Jehová su Dios con él, y suba”


El Rey Ciro de Persia había dado la orden, permitiendo a los Judíos volver a Palestina.
Ciro entregó a los judíos a su regreso a Jerusalén, los utensilios del Templo de Jerusalén que Nabucodonosor los había saqueado y llevado a Babilonia, relata el libro de Esdras que la cuenta de ellos, eran: treinta tazones de oro, mil tazones de plata, veintinueve cuchillos, treinta tazas de oro, otras cuatrocientas diez tazas de plata, y otros mil utensilios. Todos los utensilios de oro y de plata devueltos para ser llevados a Jerusalén, eran cinco mil cuatrocientos.


El profeta Daniel que también formaba parte de los cautivos, no regresó con sus compañeros en ese momento y permaneció en Babilonia, ya que Dios tenía unas visiones concernientes a Israel preparadas para él.


Daniel estuvo orando para que Dios le diera entendimiento sobre los acontecimientos de Israel en los últimos tiempos y este propósito se cumplió dos años después de la partida del pueblo de Israel, según nos relata el libro de Daniel 10:11.


En el Capítulo 10 del Libro de Daniel, junto a los capítulos 11 y 12, encontramos la última visión de Daniel, la última grande visión dada a Daniel por Dios.


Dice la palabra de Dios en los versículos 2 y 3, que durante tres semanas completas, Daniel pasó un período de aflicción en su alma, que lo llevó a abstenerse de comer alimentos.


Daniel oraba para que Dios le diera entendimiento, Dios contestó inmediatamente y le envía un ángel mensajero, pero este mensaje se atrasa las tres semanas del ayuno de Daniel, el ángel le explica a Daniel que por 21 días el Príncipe del reino de Persia, se mantuvo frente a él, de modo que no podía llegar con el mensaje.


Aquí encontramos una enseñanza bíblica sobre lo que acontece diariamente entre los ángeles de Dios y los demonios de Satanás.


El ángel fue retenido por un demonio más poderoso, un demonio que tenía asignado el control de las vidas en el reino de Persia.


Y a no ser que Miguel uno de los principales príncipes del ejército de Dios en el cielo, que vino en su ayuda no hubiera podido vencerlo con sus propias fuerzas, el ángel guardián de Israel, vino a ayudarle y así vencieron.


Quizás este pasaje bíblico nos deje otra enseñanza, de las contestaciones detenidas de muchas de nuestras oraciones, la influencia de los espíritus diabólicos sobre la vida de las personas.


El mensajero de Dios procede a darle a Daniel el último gran mensaje para su pueblo en los postreros días; porque la visión es para esos días. (versículo 14).


Antes de partir el ángel le explica a Daniel que tenía que seguir peleando contra el príncipe de Persia, y prepararse para la lucha contra el reino que se estaba formando “El príncipe de Grecia” que muy pronto surgiría en la figura de Alejandro Magno.


El mensaje de Dios a la última grande visión dada a Daniel, el versículo 14 nos da a entender que es una profecía concerniente a Israel en los últimos días del reinado del anticristo.

 

Reinado del anticristo

1

 


Luego de la traslación de la iglesia (1Tesalonicenses 4:13-18)

1

 

La Nueva Jerusalen

3

 

Entonces el reloj de Israel de la profecía comenzará a andar otra vez, la semana 70 de Daniel (Capítulo 9), los últimos siete años de los Tiempos de los Gentiles.